Ir
Deportes
Fútbol Internacional

12/10/2017 | 10:50

FIFA podría actuar de oficio por el partido de Colombia y Perú

Imágenes dejaron en evidencia a jugadores, quienes hablaron en cancha para mantener el empate.

FIFA podría actuar de oficio por el partido de Colombia y Perú
Comparte
este artículo

Luego de la confesión del defensa de Perú, Renato Tapia, quien reconoció que durante el duelo con Colombia, Radamel Falcao se acercó a todos para decirles que el empate beneficiaba a ambos países, la FIFA podría lanzar una verdadera bomba en las Clasificatorias Sudamericanas.

Esto, porque según el artículo 6.3.2 del Reglamento de la FIFA "todo aquel que trate de conspirar o en efecto conspire para influir en el curso o el resultado de un partido de forma contraria a la ética deportiva será sancionado con la suspensión de partidos o la prohibición de participar en toda actividad relacionada con el fútbol".

El punto 3 de dicho artículo es más decidor. "En caso de que sea un jugador o un oficial quien influya ilícitamente en el curso o el resultado de un partido, también se podrá sancionar al club o a la asociación a la que pertenezca el jugador o el oficial. En los casos graves se podrá sancionar al infractor con la exclusión de una competición, el descenso a una categoría inferior, la sustracción de puntos y/o la devolución de premios".

¿Qué pasaría? Colombia y Perú podrían quedar descalificados del Mundial, lo que beneficiaría a Chile con una clasificación por secretaría a Rusia 2018.

Por el momento, la ANFP no hará ninguna denuncia y esperará que la FIFA actúe de oficio ante tan flagrante ilícito cometido por Radamel Falcao.

Los Más Vistos

Así luce Faloon Larraguibel a pocas semanas de dar a luz

Compartió una imagen de cuerpo completo en su cuenta de Instagram.

Conmovedora historia: Participó en Pasapalabra para pagar un trasplante para su hijo

El joven pianista padece una enfermedad que afecta de forma agresiva su visión.

A lo Pablo Escobar: Banda de narcotraficantes fue detenida al vivir con grandes lujos

Poseían diversas empresas de papel e inmuebles. Uno de ellos estaba avaluado en 550 millones de pesos.