Ir
Noticias
Mundo

28/03/2018 | 10:29

Justicia argentina da casa por cárcel a coreano por no comer

El sujeto está cumpliendo condena por intento de homicidio.

Justicia argentina da casa por cárcel a coreano por no comer
Comparte
este artículo

La Justicia argentina concedió el arresto domiciliario a un coreano acusado de violencia de género por sus problemas para alimentarse y para comunicarse con sus custodios en la localidad de Puerto Madryn, en la Patagonia.

La jueza encargada de su caso aceptó el pedido de la defensa de Hwang Doo Jin, que alegó que la comida que recibía en el centro penitenciario "no es de su consumo habitual" y le generaba "malestar estomacal", por lo que el arrestado no podía ingerirla y perdió 14 kilos, unas dificultades agravadas por su desconocimiento del idioma e incapacidad para plantear sus necesidades.

La situación con el idioma generó "inconvenientes en el modo de vida habitual" del hombre coreano, entre las que su defensa destacó sus problemas para alimentarse y expuso su "voluntad de recuperar su peso".

La magistrada argumentó para librarle de la prisión provisional que no puede desconocer "la dificultad que tiene para comunicarse con el personal policial así como con el personal médico, y también que las circunstancias físicas y de salud, han variado notablemente".

Hwang Doo Jin está imputado por intento de homicidio por haber "golpeado en forma desmedida" a su expareja, según la versión de la fiscalía, que se opuso a la medida para beneficiar al acusado. EFE

Los Más Vistos

Así luce Faloon Larraguibel a pocas semanas de dar a luz

Compartió una imagen de cuerpo completo en su cuenta de Instagram.

Madre de Fernanda Maciel: “El objetivo de esa búsqueda era encontrar el cuerpo de mi hija”

Este miércoles se barrió un terreno en la comuna de Huechuraba donde se presumió que podría haber estado.

Enigma en Linares: Inesperado vuelco en caso de Catita

La joven fue encontrada muerta a 500 metros de su casa.

La nueva diligencia que se realiza por el caso de Fernanda Maciel

Carabineros y la familia de la joven llegaron hasta un sitio de Huechuraba.