Ir
Noticias
Nacional

31/07/2017 | 14:46

Falleció una menor de dos años que fue víctima de tiroteo en Colina

La menor fue sometida a una intervención para extraer la bala de su cabeza, pero no sobrevivió.

Comparte
este artículo

Una menor de dos años, que este sábado fue víctima de un tiroteo en el Pasaje Espinoza, en Colina, falleció este domingo.

La niña -identificada como Doris Ortega- estaba jugando afuera de su casa, cuando desconocidos a bordo de un vehículo gris pasaron disparando al aire.

La menor resultó con una bala en su cabeza, por lo que fue trasladada al Hospital Roberto del Río, donde este sábado fue sometida a una intervención quirúrgica.

Debido a la gravedad de sus heridas, la menor fue desconectada la noche de este sábado y terminó falleciendo este domingo.

Aunque en un primer momento se aseguró que ambos padres también resultaron heridos, este lunes se corrigió la información. Ellos quedaron ensangrentados tras recoger a su hija, sin embargo, no tienen ninguna herida.

En tanto, los vecinos del sector aseguran que falta resguardo policial, mientras se investiga si el tiroteo se debe a rencillas entre bandas rivales.

Los Más Vistos

Padres descubren que criaron hijo erróneo porque es ‘demasiado guapo’

A través de pruebas de ADN confirmaron que este joven no era su primogénito.

Lady Di y su puesta maternidad oculta ¿tiene una hija?

Todos los secretos de su vida y la supuesta maternidad oculta de una supuesta hija con la cual tendría un impactante...

Sorprendieron a Alexis Sánchez besándose con Mayte Rodriguez en Paris

El taxista que los llegó a la Torre Eiffel captó el momento con su teléfono móvil.

Mató a su abuelo y luego lo decapitó por disputa de terrenos en el sur

Fue golpeado, luego atacado con un arma punzante y finalmente decapitado.

Madre de mellizos y trillizos lucha a diario para salir de la pobreza

Una humilde mujer ha debido enfrentar los desafíos de la vida con ocho hijos a cargo.

Investigan denuncia de violación al interior de escuela de Carabineros

La acusación fue realizada por una joven becaria de la policía de Costa Rica.