Ir
Noticias
Nacional

13/05/2017 | 22:02

Tierra amarilla, Paipote y Copiapó, quedaron inundadas tras desborde

Ni siquiera los bomberos pudieron salir a ayudar a los afectados, ya que el cuartel se inundó.

Comparte
este artículo

No solo Chañaral fue duramente afectado por el sistema frontal que golpeó al norte del país. En la región de Atacama, varias localidades sufrieron por el desborde del río Copiapó.

Tierra Amarilla, Paipote y Copiapó, quedaron completamente inundadas luego que las lluvias hicieron desbordar el río.

Distintos registros mostraron la gran cantidad de agua que pasaba por afuera de las calles y en las principales calles de la ciudad. Ni siquiera los bomberos pudieron salir a ayudar a los afectados, ya que el cuartel en Tierra Amarilla se inundó.

El alcalde de la misma localidad confirmó que son cerca de 300 familias las que perdieron todo lo que tenían y quedaron "con lo puesto".

Las ciudades afectadas continúan con problemas en el suministro eléctrico y de agua. El edil hizo un frontal reclamo, ya que ni siquiera el intendente regional se ha comunicado con él.

 

 

Los Más Vistos

Matrimonio asegura haber visto a Fernanda Maciel en Bariloche

La joven habría asegurado que tuvo un hijo prematuro y tenía un cambio de look.

Claudio Valdivia salió en defensa de Jorge tras insulto de Pizarro

El ex chico reality y hermano del volante albo fustigó las palabras del azul en redes sociales.

“Mujer precavida”: Daniela Chávez baila en fiesta con su vaso con tapa

El registro lo publica luego del video donde se veía a un sujeto, echando una pastilla al vaso de una mujer.

Infaltables memes: Cibernautas celebraron el triunfo de Colo Colo

Los hinchas festinaron con este partido con graciosos memes tras un 3-1 bastante polémico.

Joven universitario fue violentamente atropellado por Carabineros

Testigos señalan que el joven fue embestido en dos ocasiones por un carro de Fuerzas Especiales.

Preparan vías de evacuación ante posible erupción de volcán Chillán

Habitantes cercanos al volcán señalan que no dejarán sus casas a pesar de eventual erupción.