Revelan los nuevos megaproyectos para extracción de petróleo y gas que agudizarán la crisis climática

Contra todo lo que advierte la ciencia, constata la evidencia y aconseja el criterio; las principales empresas del rubro trabajan en una potente ofensiva en búsqueda de más combustibles fósiles. Esto echa por la borda cualquier intento por mitigar el ya acelerado calentamiento global.

alejandro-sepulveda
Por Alejandro Sepúlveda Jara
{"multiple":false,"video":{"key":"bNUmXm","duration":"00:02:02","type":"video","download":""}}
  • Enlace copiado

La energía que nos mata nos está venciendo por paliza. Contra todo lo que exigen las circunstancias, las grandes empresas del petróleo y del gas tienen en carpeta, e incluso ya en desarrollo, por lo menos, 195 megaproyectos para la extracción de combustibles fósiles lo que desencadenará un aceleramiento desbocado del calentamiento global con consecuencias catastróficas parea la vida sobre la Tierra.

“Las empresas de combustibles fósiles más grandes del mundo están planeando en silencio decenas de proyectos de petróleo y gas de ‘bomba de carbono’ que impulsarían el clima más allá de los límites de temperatura acordados con impactos globales catastróficos”, reveló una investigación de The Guardian.

De acuerdo con el informe, los planes de expansión a corto plazo de la industria de los combustibles fósiles implican el inicio de proyectos de petróleo y gas que producirán gases de efecto invernadero (GEI) equivalentes a una década de emisiones de dióxido de carbono (CO2) de China, el país más contaminante en la actualidad.

Estos proyectos incluyen 195 “bombas de carbono”, los cuales generarían, al menos, mil millones de toneladas de CO2 durante su vida útil. Lo anterior equivale a 18 años de las emisiones globales actuales.

El medio británico sostiene que “la docena de compañías petroleras más grandes está en camino de gastar US$103 millones por día durante el resto de la década explotando nuevos campos de petróleo y gas”.

¿Cuáles son las empresas?

Las grandes compañías de los combustibles fósiles que trabajan en estos planes, entre otras, son ExxonMobil, Petrobras, Chevron, Conoco Phillips, Shell, Gazprom, PetroChina, Turkmengas, Qatar Energy, BP, Total y Saudi Aramco.

Coincidentemente gran parte de estas empresas son las que más aportan a la contaminación por CO2 en el mundo, las cuales, en su mayoría, son estatales. Arabia Saudita es el país con mayores subsidios a los combustibles fósiles, seguido por Estados Unidos, Canadá y Australia.

“Los intereses de los combustibles fósiles se están usando cínicamente en la guerra en Ucrania para atraparnos en un futuro alto en carbono”, sostuvo António Guterres, secretario general de Naciones Unidas (ONU).

En tanto, el enviado especial del clima de Estados Unidos, John Kerry, reconoce “la peligrosa resurgencia” de la industria del gas y del petróleo. Y el director ejecutivo de la Agencia Internacional de la Energía, Fatih Birol, anticipa “el caos climático” hacia el que se avanza la humanidad.

De concretarse estas “bombas de carbono”, la Tierra se encamina a superar con creces los 3 °C con respecto al promedio preindustrial hacia fines del presente siglo lo que haría casi imposible la vida, tal como la conocemos, sobre el planeta.


  • Enlace copiado
Lo más visto