Por Susana Vega

Al pensar en los lanzamientos de smartphones más esperados durante los segundos semestres de cada año, es imposible que no se te venga a la cabeza la familia Note de Samsung. 

Este año, fue el turno del Galaxy Note 10 y Note 10+, pero sin duda, es este último equipo el considerado para muchos el modelo top destacado de la empresa surcoreana. 

A primera vista el Note 10+ es un equipo imponente, de diseño elegante, particularmente llamativo en la parte trasera y que promete sorprender.

¿Qué fue lo destacable, novedoso y lo mejor del Note 10+? Acá lo comentamos. 

Ficha técnica

Dimensiones: 162,3 x 77,2 x 7,9 mm – 196 gramos. 

Pantalla: Dynamic AMOLED 6,8” 3.040 x 1.44o píxeles – HDR10+ – 19:9.

Procesador: Exynos 9825 7nm. 

RAM: 12 GB.

Memoria: 256/512 GB + microSD de hasta 1 TB. 

Cámara principal

  • Principal: 12 megapíxeles (f/1.5-2.4).
  • Gran angular: 16 megapíxeles (f/2.2).
  • Telefoto 2X: 12 megapíxeles (f/2.1)
  • Sensor ToF f/1.4 VGA. 

Cámara frontal: 10 megapíxeles (f/2.2)

Batería: 4.300 mAh carga rápida de hasta 45 W. 

No hay discusión que lo que destaca a la gama Note son el tamaño de los smartphones. En esta oportunidad, el Note10+ se impone con la pantalla más grande de los equipos Samsung. Pese a esto, el modelo tiene un peso ligeramente inferior en comparación al Galaxy Note 9 (201 gramos). 

Lo llamativo: Pantalla y Aura Glow

Este Note es de los equipos que menos marcos tiene tanto en las partes laterales, como en la superior e inferior. La curvatura continúa presente en los lados laterales de la pantalla y no me produjo problemas o distorsión en las imágenes. 

Si bien el equipo tiene una cámara frontal en la parte superior central, es decir, una especie de agujero, ésta no molesta en la utilidad diaria, ni en los juegos y tampoco para la reproducción de videos de larga duración. 

Lee también: ¿No has probado el YouTube Premium? Puedes tenerlo gratis durante 4 meses al comprar el nuevo Note10

Respecto a la parte trasera, es inevitable que no sea la más llamativa del equipo, ya que el modelo Aura Glow tiene un diseño holográfico que va cambiando con la luz. Sobre esto, puede que sea a ratos un poco resbaladiza, por lo que el uso de la funda es recomendable, mejor si es transparente para que luzca el diseño y así, además, evitaría que las huellas queden marcadas. 

El reconocimiento facial es correcto y no llega a tardar más de un segundo. En tanto, el lector de huellas se posiciona un poco más elevado en comparación a otros smartphones, sin embargo, tiene un óptimo funcionamiento. 

Uno de los puntos fuertes es el modo de alto brillo, especialmente cuando vemos contenido HDR, ya que ofrece cerca de 860 lux media. Además, acondiciona bien los brillos según la luminosidad, sin tanta lentitud.

El S Pen toma personalidad

Si hay algo que ha caracterizado por años a la familia Note son los S Pen. Atrás quedó el tiempo cuando era un accesorio más, ya que comienza a tomar más personalidad. 

Ahora dice adiós al diseño plano que por años estuvo presente y destaca con un color azul eléctrico en el caso del modelo Aura Glow. 

Pero lo más novedoso es la opción que tiene de realizar acciones a distancia, permitiendo controlar el celular moviendo el S Pen al aire. Si bien son súper sensibles, son totalmente efectivos y entregan autonomía.

En rendimiento no decepciona

Una de las consideraciones en que más me fijo de un smartphone es el rendimiento. Para las opciones básicas de trabajo, tales como revisar videos y documentos, no tuve inconvenientes, no se pegó ni tardó en abrirlas. 

Asimismo, en los momentos de ocio, no noté una ralentización ni tampoco un mayor sobrecalentamiento del equipo al momento de reproducir películas, series y juegos

Lee también: Personajes de Candy Crush cobran vida con la realidad aumentada del nuevo Note10

Pero lo que más quiero destacar es la carga rápida del equipo – de un poco más de una hora- y la duración de la batería. Aquí quiero recalcar que, en un uso diario normal, no fue necesario cargar el equipo en casi dos días y eso que cuenta con una de las pantallas más grandes del mercado y con un brillo destacable.

También aporta que al momento de cargarlo da una aproximación del tiempo en que llegará al 100% de la batería, y enfatizo en que aporta porque es una aproximación muy cercana. 

Versatibilidad de la cámara

Vamos a uno de los puntos más llamativos, y con más utilidad, de los smartphones. Este año Samsung evolucionó el pack de cámaras del Note 9 y sumó una cámara trasera súper gran angular que consigue un nuevo punto de vista, mayor escena, y un sensor TOF que permite reflejar en tiempo real la profundidad. 

Entre lo más destacable está la cámara frontal, considerablemente una de las mejores respecto a definición y campo de profundidad, especialmente en las fotos nocturnas.

Estándar 

Gran angular

Zoom x2

En cuanto a las novedades que encontré más útil fue el modo Steady, que permite estabilizar las tomas de los videos (a quién no le ha salido una foto borrosa en movimiento) y el zoom de los audios. En este último punto me quiero detener, porque podemos “acercar” el audio cuando hacemos zoom al momento de grabar y la cámara te señala hasta cuánto aumentarlo. Esto te permite escuchar con claridad, por ejemplo, una canción que se está reproduciendo a metros de ti y que no puedes dilucidar con facilidad. La grabas, haces zoom y listo. 

Lee también: ¿Cómo el Note10 permite hacer zoom de audio en los videos grabados?

También, al igual que en las imágenes, puedes sacar provecho al video dinámico y crear bokeh y distintos efectos tanto con las cámaras traseras como las frontales. 

Un computador en tu mano

Otro de los puntos fuertes es el impulso que ha tomado Samsung para el uso del celular en formato computador.

Gracias a DeX el equipo se potencia, ya que sin mayores problemas se conecta a una pantalla con un adaptador USB-C o HDMI, tanto en equipos Windows como en Mac. Esto permite poder almacenar presentaciones, documentos de drive, videos que hayas editado y que buscas reproducir en una pantalla amplia, etcétera. 

Lo mejor es la opción de manejar todo lo que se expone en la pantalla desde el mismo celular. Si bien en mi caso no es una alternativa que pueda ocupar diariamente, sí es útil para quienes realicen presentaciones frecuentemente, tanto por sus trabajos o como por los estudios.

Además, esto entrega valor en cuanto a la seguridad, ya que no dejas rastro en otros dispositivos.

Adiós al minijack

El Note 10 dio paso a la eliminación del conector minijack. En esta versión Samsung ofrece unos audífonos AKG in-ear con conexión USB-C que suenan correctamente y que se adaptan bien al oído sin que se caigan cuando se va en movimiento. 

No obstante, el único detalle es que no se integró un conector para audífonos con conector minijack. Esto limita a que el usuario compre un adaptador, utilice audífonos bluetooth o simplemente los que vienen por defecto al adquirir el equipo.  

Lee también: Así son los PowerPhone, la nueva generación de celulares para generar videos de alta calidad

No pierde su esencia

Lo principal que busco en un celular es que sea simple de usar y con detalles que sorprendan. ¿Lo cumplió el Note10+? Sí y con creces. 

Pese a que en un comienzo fue imponente, principalmente por el tamaño, al rato lo sentí compacto y su peso nunca fue una traba. La versatilidad de la cámara, el desempeño, la calidad de la pantalla y las nuevas utilidades del S Pen, son para mí los puntos fuertes.

Cada día al navegar en él puedes encontrar funciones que te llaman a personalizarlo, desde los themes, el silenciado rápido dejándolo boca abajo, hasta el smart stay que mantiene la pantalla encendida mientras la miras cuando utilizas la cámara frontal. 

El Note10+ es el fiel reflejo de las innovaciones que buscan compatibilizar con las necesidades rutinarias y de ocio de los usuarios. Samsung lo logra, pero lo que más rescato es que el modelo no pierde su esencia y que de la mano de un S Pen con personalidad, lograron fortalecer la identidad de la familia Note.

Tags:

Deja tu comentario