Durante la mañana de este jueves se confirmó que el gobierno pidió la renuncia al Seremi de Agricultura de la región de La Araucanía, Ricardo Mege.

Lo anterior luego de los resultados que arrojó un proceso de investigación -que había sido anunciado por el ministro de la cartera, Antonio Walker-, que se inició cuando se conoció que Mege habría señalado que las personas mapuche son “gente limitada intelectualmente” y que “les cuesta aprender matemáticas”.

De acuerdo a las denuncias de organizaciones mapuche de la región como Enama y la Confederación Económica Mapuche (CEM), los dichos de Mege habrían sido emitidos en una mesa de trabajo, en medio de un evento donde también participaba el Ministro de Desarrollo Social, Sebastián Sichel. 

Consultado sobre el tema, Mege negó las acusaciones y señaló que sus palabras fueron sacadas de contexto, ya que en sus dichos hizo alusión a que en la época en que fue estudiante de enseñanza básica se preocupó de enseñar a leer a sus compañeros.

Las críticas contra la autoridad además se acentuaron luego de que, consultado sobre el tema en un medio local, se justificó señalando que “el haber nacido en esta región… por supuesto que igual soy mapuche como cualquier otro, soy parte de la tierra. Mapuche significa persona de la tierra, desde niño he jugado con la tierra y todos los fines de semana en las uñas tengo tierra”. 

En conversación con CNN Chile, el ministro de Agricultura, Antonio Walker, había señalado que  “si yo cometo un error, si yo le falto el respeto a alguien, soy el primero que tengo que salir y ningún funcionario del Ministerio de Agricultura le puede faltar el respeto a los pueblos originarios”.

“Si hay algo en que el ministerio de Agricultura se ha caracterizado es por tener una muy buena relación con los distintos agricultores de La Araucanía y especialmente con el pueblo mapuche, para nosotros el pueblo mapuche es muy importante”, añadió.

Lee también: INDH llamó a regiones a no autorizar manifestaciones anti inmigrantes “armadas” de este fin de semana

Tags:

Deja tu comentario