Durante este miércoles y tras la Reunión de Política Monetaria sostenida por el Consejo del Banco Central, se informó que por votación unánime la Tasa de Interés de Política Monetaria tendrá un incremento en 125 puntos base, aumentando del 1,5% al 2,75%.

De acuerdo con lo detallado por la institución, dicha decisión radica por el deterioro de los mercados financieros provocado por la pandemia. Una situación que “se explica por factores idiosincráticos, en especial el cambio en las perspectivas para la inflación y la incertidumbre sobre temas político-legislativos, particularmente respecto de nuevos retiros de ahorros previsionales”, precisaron.

Un factor que quedó evidenciado en el aumento a las tasas de interés en el mercado de renta fija, considerando que “la tasa de interés nominal a 10 años alcanzó valores superiores al 6,5%, no vistos en algo más de una década”.

Lee también: Sigue aumentando el costo de vida: El IPC de septiembre es el más alto desde 2008

Junto a lo anterior, expusieron en los últimos meses se ha podido notar un aumento transversal en diferentes elementos que componen la canasta del IPC, lo que da “cuenta de las presiones inflacionarias por el lado de la demanda y los costos, así como la significativa depreciación del peso”.

Por tanto, el incremento de la tasa de interés de política monetaria estaría argumentada por dicha problemática.

Según las diferentes variables contenidas en este estudio económico, se observaron las proyecciones del Informe de Política Monetaria (IPoM) de septiembre, cuya expectativa de inflación supera el 6% para fines de año. Mientras que la mediana de la Encuesta de Expectativas Económicas (EEE) y la Encuesta de Operadores Financieros (EOF), a dos años plazo, se mantiene en un 3%.

Lee también: FNE recomienda prohibir que Abastible, Gasco y Lipigas participen en distribución de gas licuado a consumidores

Por tanto, “la evolución del escenario macroeconómico ha aumentado los riesgos para la convergencia de la inflación a la meta de 3% dentro del horizonte de política”, indicaron. De hecho, “las perspectivas para los próximos meses se han ido elevando, en un contexto en que las expectativas de inflación a dos años plazo se ubican por sobre la meta de 3%“.

Finalmente establecieron en el comunicado que la trayectoria de la Tasa de Política Monetaria (TPM) será evaluada en el IPoM próximo, cuyo desafío principal apunta entonces a evitar un aumento de la inflación.

Junto a lo anterior, el “Consejo acordó suspender el programa de acumulación de reservas iniciado en enero de este año, en virtud de la evolución reciente del mercado financiero y el nivel de reservas internacionales ya alcanzado”.

Tags:

Deja tu comentario