Por Nicolás Muñoz
{"multiple":false,"video":{"key":"czorJGMb47f","duration":"00:08:23","type":"video","download":""}}
VIDEO RELACIONADO – David Bravo (Estudios UC) por alza en el desempleo (08:23)

Carlos Pino cumplió 45 años, no tiene profesión, “pero con mucho esfuerzo he salido adelante”, dice. Vende confites en la calle, sin embargo, la crisis post estallido social y la pandemia han hecho que sus ventas cayeran casi a cero.

“Caí en una morosidad tan profunda, superior a los $3 millones, por lo que me vi obligado a recurrir a la Ley de Insolvencia y Reemprendimiento”, sincera.

La “nueva” Ley de Quiebras

Publicada en 2014, la ley 20.720 es conocida como la “nueva” Ley de Quiebras. ¿Por qué? Porque reemplazó a una normativa a la que sólo se podían acoger empresas. Hoy también pueden hacerlo personas naturales, como Carlos.

También cambió de conceptos: se eliminó la palabra “quiebra”, “ya que hacía referencia a un fracaso económico y la idea de esta Ley es dar un tinte positivo que refleje una nueva oportunidad”, según el sitio Adioseudas.cl.

Lee tambiénMinistro Briones: Ya se han entregado más de 20 mil créditos con garantía estatal

Por eso se creó, también, la Superintendencia de Insolvencia y Reemprendimiento (Superir). Gracias a esta institución, tanto personas como empresas pueden acogerse a dos mecanismos: la liquidación o la renegociación.

Según sus propios datos, durante el cuatrimestre enero-abril 2020, se iniciaron 2.867 procedimientos, un incremento de 18% con respecto al mismo periodo del año anterior. El aumento más bajo en esos meses desde la entrada en vigencia de la ley, advierten.

En detalle, las liquidaciones de personas durante abril se dispararon casi en 40%. “Pero aún no se deja ver el efecto en todas sus dimensiones que la contracción económica producida por la pandemia del COVID19 pueda tener sobre la solvencia de personas y empresas”, asegura el superintendente Hugo Sánchez.

Lee tambiénProcesos de quiebra de empresas aumentaron un 11,5% entre enero y abril

Carlos decidió someterse a la reorganización “para resurgir y volver a emprender. Si no es con la venta de confites en la calle, algo se me ocurrirá, pero nunca me he quedado de brazos cruzados en la casa. La pandemia no me la ganará, si debo comenzar de cero, estoy dispuesto“, dice.

¿Sobreendeudados a la ley de quiebras?

Pero si Carlos dio ese paso fue después de la asesoría de Chiledeudas.cl. Ellos lanzaron un estudio que revela que 1 de cada 5 chilenos sobreendeudados se acogió a la ley por causa del coronavirus y que un 15% estaría evaluándolo.

“Preocupa bastante que 1 de cada 5 chilenos sobreendeudados ya utilizaron esta herramienta legal, y que probablemente a fines de este año superaremos la barrera de los 5 millones de morosos financieros en el país, que seguramente deberán usar este camino”, alerta su director Guillermo Figueroa.

Lee tambiénTrabajadores acogidos a la Ley de Protección al Empleo ya son más de 459 mil

Para el abogado Ignacio Arteaga, socio del estudio Arteaga Gorziglia, la normativa funciona como un medio eficaz para la continuidad de la actividad económica. “Las empresas tienen un efecto multiplicador, son el motor de la vida económica, por lo que generan más relaciones comerciales que una persona natural y por ende su generación de riqueza beneficia a más personas“, asegura.

La morosidad en números

Según el último informe de morosidad de la Universidad San Sebastián, con datos de Equifax y Mapcity, en abril se registraron 4.935.226 personas morosas en el país.

Se trata de un alza de 2,5% con respecto al mes anterior, de quienes tengan al menos una deuda vencida. Sin embargo, el monto de la mora promedio disminuyó 4,5%, de $1.887.930 en marzo a $1.802.346 durante el cuarto mes del año.

“Las cifras revelan un crecimiento mayor a la tendencia observada en los últimos años. En los próximos meses, los efectos negativos en el empleo podrían agudizar las dificultades para pagar que están experimentando las personas, y su capacidad para cumplir con los compromisos de deuda”, explica Gonzalo Edwards, decano de la Facultad de Economía y Negocios de la casa de estudios.

Si lo dividimos por segmentos, la mayor cantidad de morosos están en el retail y la banca (42% y 28%, respectivamente). Sin embargo, al clasificarlos por el monto de la mora se invierte el primer lugar: banca 59% y retail 20%.

Mensaje de salida

Desde la Superintendencia hacen un llamado a las personas que estén con problemas de liquidez y anticipen que puedan tener semanas complejas en lo económico: “No esperen llegar a una insolvencia profunda y pidan la asistencia de la Superir y puedan, ojalá, optar a una renegociación, un procedimiento administrativo y gratuito”, dice el superintendente Sánchez.

Carlos Pino, el vendedor de confites, va más allá y dice: “quiero pedirles que no se rindan, que siempre hay salida al desastre financiero. Segundo, sean más ordenados con sus dineros, si pueden junten un colchón para las vacas flacas o al menos, no usen tantas tarjetas de crédito, no se vuelvan locos en el endeudamiento”.

Tags:

Deja tu comentario