Foto: Agencia UNO

La Comisión Nacional de Productividad (CNP) proyectó en un 3% la caída de los salarios reales con la implementación de una jornada laboral de 40 horas semanales.

El informe de la CNP da cuenta de una reducción en el 5% de las horas trabajadas a la semana, lo que significaría, en el corto plazo, la disminución de los salarios en un 3%.

De esta forma, sugiere que se implementen mecanismos de flexibilidad para poder amortiguarlo, creando, por ejemplo, una reorganización de la estructura productiva.

Lee también: Conapyme advierte que cerca de 20 mil empresas podrían declararse en quiebra

Asimismo, el reporte menciona que con otras reducciones horarias, como cuando se pasó de 48 a 45 horas semanales, hubo una baja en los empleos, especialmente en los grupos jóvenes, de mujeres y con educación media.

La CNP, además, revela una relación entre el PIB per cápita y las horas trabajadas, estableciendo que mientras más aumente el ingreso, menos horas son las que se trabajan.

Ello porque supone que la productividad aumentaría si los trabajadores tuvieran más tiempo libre: “Resulta evidente que mejorar nuestra productividad -para aumentar el crecimiento económico- es relevante para generar condiciones que permitan acceder a mayor tiempo libre en un plazo menor”.

“Si a futuro creciéramos 2% anual per cápita (cerca de 3% de crecimiento para el PIB) -equivalente al promedio anual alcanzado durante la última década en Chile- estaríamos trabajando 40 horas semanales el año 2028, y las 37,7 horas que trabaja la Ocde hoy en el año 2047”, sostiene el informe.

Tags:

Deja tu comentario