Agencia UNO (Referencial)

Ya en el año 2012 se comenzó a hablar en Chile del sistema de portabilidad y se implementó con las compañías telefónicas, donde más de 10 millones de clientes consiguieron migrar de empresa con mayor facilidad.

Siguiendo el mismo principio, en el 2019, se propuso el proyecto de ley de portabilidad financiera impulsado por el gobierno, con el que se busca aumentar la competencia en el mercado, reduciendo los costos y tiempos para realizar trámites de cambio de institución financiera lo que permitirá que se accedan a mejores condiciones.

¿En qué beneficia la portabilidad financiera a los créditos automotrices?

Los beneficios del proyecto de ley (en etapa de revisión en el Congreso), y que podrían entrar en vigencia durante el primer semestre de 2020, se encuentran los siguientes puntos:

  • Cualquier persona que esté interesada en cambiarse de institución financiera o en refinanciar sus créditos, podría solicitar de forma online un certificado de liquidación.
  • La persona podrá entregar un mandato a la nueva institución financiera para que esta realice por su cuenta los trámites asociados a la portabilidad financiera.
  • Reducirá los plazos de las instituciones financieras para entregar la información asociada a un prepago. Adicionalmente se entregará la información de otros productos financieros del deudor para la nueva institución pueda hacer una oferta integral.
  • Disminuirá el costo y hará más simple el traspaso de las garantías de una institución a otra (Subrogación). Así, en el caso de los créditos automotrices ya no será necesario alzar y constituir la prenda.

Este nuevo proyecto de ley puede ser una gran oportunidad para todos quienes deseen refinanciar sus créditos. Actualmente ya existen mercados en los que se puede hacer, como ocurre en el mercado inmobiliario, con el refinanciamiento de créditos hipotecarios y en el mercado automotriz.

Tags:

Deja tu comentario