Todas las proyecciones para 2019 apuntaban a que la tasa para créditos hipotecarios iría en alza. Las cifras bajas del 2018 tendían a desaparecer y el mejor momento para invertir ya había pasado. Sin embargo, el Banco Central dio la sorpresa y entregó la cifra que todos comentan: La tasa promedio para los créditos hipotecarios se ubicó en 2,9%.

Inmediatamente la cifra se convirtió en histórica, siendo la más baja registrada desde 2002, cuando se produjo un gran momento para invertir, que fue aprovechado por muchos chilenos.

Te puede interesar: Clonación de tarjetas: Cómo evitarlo y qué hacer si fuiste víctima de fraude

Pero el escenario hoy cambió, y junto con quienes compran su vivienda propia, está el grupo de los inversionistas inmobiliarios, que ha ido en creciente alza en los últimos 5 años y que hoy podría seguir aumentando, tomando en cuenta este dato que beneficia, sin duda, al comprador.

“Es una sorpresa, porque se esperaba que este año la tasa aumentara. Dentro de las razones creemos que el crecimiento económico no ha sido tan acelerado como se esperaba, lo que crea un escenario muy conveniente para invertir hoy, escenario que no se repetía desde hace 17 años”, explica Francisco Ackermann, gerente vomercial y co-fundador de Capitalizarme.com.

Ackermann llama a aprovechar este momento, y a sumarse a la ola de inversionistas, oportunidad de negocio que entrega como garantía la posibilidad de tener departamentos que se paguen solos, contar con un fondo mejor que las AFP para el futuro y también, ganar dinero con la venta posterior de los inmuebles comprados.

Lee también: Fondo Solidario de Elección de Vivienda: Todo lo que debes saber para tener casa propia sin crédito hipotecario

Para aprovechar esta tasa histórica, el experto entrega tres datos fundamentales, que te ayudarán a decidir qué hacer con este 2,9%, que hoy ofrece una oportunidad única:

1. Refinanciar

Además de invertir, hoy es el momento justo para refinanciar los créditos hipotecarios que sacamos años anteriores. Es un derecho de cualquier cliente y se puede acceder a dos modalidades: Uno es refinanciar y obtener automáticamente una rebaja sustancial del dividendo, puesto que sí o sí la casa o departamento adquirido se compró a una tasa más alta.

La otra opción es refinanciar con un capital adicional, pagando un dividendo igual al actual, lo que te permite tener un capital extra de libre disposición, ya sea para pagar una deuda, hacer un viaje o invertir en otro departamento.

2. Comprar con entrega inmediata

Como la tasa está hoy más baja que nunca, la oportunidad está en comprar con entrega inmediata, no siendo ya tan conveniente la compra en verde o en blanco.

“Si compras en blanco, lo que haces hoy es la promesa de compra, la que se concretará en unos dos años más, cuando el edificio esté listo y tengas que en ese momento obtener tu crédito hipotecario, a una tasa que ya no será la misma que hoy. Pero, además, quienes venden en blanco o verde, proyectan sus precios a dos años más, es decir, que tendrán un valor mayor a los de entrega inmediata”, dice Ackermann.

Lee también: Este sitio te ayuda a tener un buen historial de pagador de cuentas para acceder a mejores créditos bancarios

3. Cotizar y verificar la tasa en todos los bancos posibles

La tasa del 2,9% es un promedio, por lo que hay bancos que tendrán una tasa más alta y otros una más baja. Incluso hay uno que está ofreciendo una tasa de un 2,8%. Se deben realizar varias cotizaciones y elegir la mejor opción, que siempre será la de la cuota final más baja.

Tags:

Deja tu comentario