Por Nicolás Muñoz

La mayor caída en la economía desde la crisis de los ’80. Esa es la principal y lapidaria conclusión que hizo el Banco Central en su Informe de Política Monetaria (iPoM) con el coronavirus como protagonista.

El ente emisor proyectó que, para este año, Chile crecerá entre -2,5% y -1,5%, en línea con lo que ya anticipan desde el Gobierno. Aunque desde Hacienda aún no actualizan su cifra, el ministro Ignacio Briones coincide que este 2020 el crecimiento será negativo.

Mario Marcel, presidente del Banco Central, explicó que “la evolución de la emergencia sanitaria lleva a proyectar que la actividad comenzó a contraerse en la segunda quincena de marzo, lo que reduce el crecimiento del primer trimestre y es el punto de partida de la contracción que tendrá en el segundo trimestre del año“.

Lee tambiénPresidente del Banco Central: “Proyectamos un tercer trimestre donde la actividad ya comience a recuperarse”

Y esta noticia, ¿cómo impacta en el día a día a los chilenos?

Los salarios y empleo se van a ver afectados. Las empresas ya están golpeadas con el estallido social y van a haber muchas que quizás no sobrevivan un mes más sin ningún tipo de actividad. A esas personas, hay que buscarles, luego que termine la crisis sanitaria, soluciones rápidas de ingresos, ya sea a través de subsidios u otras alternativas“, explica Francica Pérez, economista principal de BCI.

Según Diego Mora, analista de Mercados de XTB Latam, “una recesión viene dada por una menor inversión. Al haber menos inversión se contratará menos personal para ejecutar un proyecto, por lo que habrá menos ofertas de empleo. Además, al no crecer, las empresas obtienen menos ganancias o incluso incurren en pérdidas que le impiden tener políticas de aumentos de sueldo o incentivos, generando un estancamiento en el alza de sueldos”.

Desempleo

Prueba de ello es el creciente desempleo que se ha reflejado en el país. 0,8% ha aumentado en los últimos cuatro meses, llegando al 7,8% que publicó el INE respecto al trimestre diciembre-febrero. Fenómeno que venía tras la crisis post estallido social. De hecho, desde noviembre se han producido 374 mil despidos por necesidad de la empresa, el doble de lo que se registraba en años anteriores.

Y la cosa podría seguir empeorando. “Durante los meses de invierno, por estacionalidad, en nuestro escenario podría llegar fácilmente al 12, 13%”, complementa Pérez.

¿Cuáles serán las áreas más golpeadas?

Mora complementa: “Se prevé una caída importante del comercio, turismo y cualquier tipo de actividad que requiera de interacción social, puesto que es de conocimiento público que la idea es evitar grandes aglomeraciones. Lo lógico también es que los eventos masivos, entretención o grandes convocatorias sufran una caída drástica“.

Pérez dice: “según el Banco Central, y lo que está más menos en línea con lo que tenemos, es servicios el sector más afectado y también comercio por parte de bienes durables“.

De todas maneras, los especialistas coinciden con el ministro Briones, quien aseguró que “esta crisis va a ser fuerte, intensa pero transitoria”.

Tags:

Deja tu comentario