{"multiple":false,"video":{"key":"czfKkVMzCGR","duration":"00:02:50","type":"video","download":""}}

Un estudio realizado por el Sernac reveló que un medicamento común, como el omeprazol, usado para problemas gástricos, cuesta 32 veces más en su versión de marca que en su opción genérica, una condición que se repite con otros fármacos.

El informe, dado a conocer este martes, analizó las diferencias de costo entre los medicamentos originales; los genéricos, que tienen el mismo principio activo que los primeros; y los bioequivalentes de marca, que también cuentan con el mismo fármaco que los originales y además disponen de estudios que prueban su eficacia y seguridad.

Según afirmó, Lucas del Villar, director del Sernac, los resultados de este nuevo estudio “son muy relevantes”, ya que analizan los precios, en las tres principales cadenas de farmacias en Chile.“Son medicamentos altamente demandados por la ciudadanía, pues son utilizados para tratar enfermedades crónicas, como son la hipertensión arterial, la diabetes o el colesterol”, señaló Del Villar.

Te puede interesar: Antiinflamatorios y para la presión: En Chile se compran más de 1,8 millones de pastillas por día

En el caso de un medicamento destinado al tratamiento del colesterol, con el principio activo de atorvastatina, un consumidor podría comprar 19 cajas del genérico por el mismo precio que le costaría una caja del medicamento original, según el estudio. En el caso del bioequivalente de marca, el precio es la mitad que el medicamento original.

Para un medicamento recetado para la depresión, cuyo principio activo es la sertralina, el estudio arroja unos resultados similares.

Un consumidor podría comprar quince cajas del medicamento genérico por el precio que costarían los mismos comprimidos de la marca original.

En sus conclusiones, el Sernac animó a los consumidores a considerar los productos bioequivalentes de marca y genéricos, ya que pueden lograr “importantes ahorros, obteniendo similares resultados de eficacia y seguridad“, y añadió que “las farmacias tienen la obligación de informar de los precios y las alternativas disponibles”.

Tags:

Deja tu comentario