Por definición, las FinTech son empresas ligadas a negocios monetarios que ofrecen servicios a sus usuarios, aprovechando al máximo las nuevas tecnologías disponibles. Muchas personas a las que se les menciona el concepto, reaccionan sorprendidas al no saber qué son realmente, pero la verdad, es que estamos rodeados de este tipo de instituciones.

En Chile, incluso, existe una asociación de FinTech, en donde se encuentran las más reconocidas, como Khipu, Fintonic, Broota, Buda y Capitaria. Desde esta última empresa, comentan el gran presente de las FinTech y su crecimiento en el mercado.

Parece algo nuevo, pero no lo es tanto

Lo cierto es que, aunque parezca algo extraño, las FinTech tienen su origen hace más de 15 años. Una de las primeras FinTech denominadas como tal fue PayPal, servicio de pago en línea que permite hacer depósitos y pagos en diferentes páginas, creada por Elon Musk en 2002.

Otro ejemplo, y que superó a PayPal, es el de Ant Financial, empresa creada por Jack Ma (dueño de Ali Baba) en 2004 y que se convirtió rápidamente en la FinTech número uno. Con presencia en Europa, Estados Unidos y gran parte de Asia, esta empresa es valorada en 150.000 millones de dólares.

Pero no sólo el negocio de los medios de pago está cubierto por este tipo de corporaciones. Hoy en día, algunos de los servicios a los que se dedican y podemos encontrar son de compliance, crowdfunding, crowdlending, criptomonedas, trading, entre otros varios más.

Lee también: El (incierto) futuro de la economía mundial tras la pandemia de coronavirus

“Sin duda es un fenómeno que responde a la vanguardia tecnológica en otros países del mundo y que en Chile se está haciendo un importante espacio desde hace algún tiempo. Algunos ejemplos: estas empresas lograron recaudar más de US$ 16.600 millones durante 2017 en capitales de riesgo y, se calcula que en 7 años más, la industria FinTech podría abrir 95 millones de nuevos puestos de trabajo, así como ayudaría también a disminuir en aproximadamente US$ 110.000 millones la evasión tributaria”, señalan los expertos de Capitaria.

Más accesibilidad para todos

Una de las ventajas más importantes que han demostrado tener las FinTech por sobre otros modelos de negocio, es que han justificado la capacidad de abarcar un mayor número de personas. Esto se explica si analizamos el número de teléfonos inteligentes existentes en uso, en estos momentos y a otros dispositivos portátiles, que permitieron derribar el computador a la hora de realizar operaciones financieras digitales.

La irrupción de los smartphones en el mundo de hoy, ha sido aprovechada por las FinTech a nivel mundial, tanto así que gracias a su ingreso en los mercados más jóvenes, han logrado superar en conjunto el valor de 147 mil millones de dólares. Solamente Ant Financial, supera el valor que tienen en conjunto BBVA y Santander.

Según lo dicho por Cristóbal Avilés, gerente general de Latam para Capitaria, en esta época en donde el COVID─19 se toma la agenda, las FinTech cobran mayor importancia: “El coronavirus evidencia que muchas de las actividades laborales y comerciales, entre otras, pueden realizarse gracias a la disponibilidad tecnológica de cualquier país. De hecho, casi el 92 % de los habitantes del país tiene acceso a internet móvil, una herramienta vital para que todo lo anterior sea realidad”, explica el CEO de Capitaria.

El impacto en Chile

Nuestro país ha crecido en cuanto a cambio tecnológico se refiere, promovido por las FinTech. Según los datos que entrega la Asociación de FinTech de Chile, existen aproximadamente 100 empresas que se dedican a realizar estos servicios. La mayoría de ellas cree necesaria una regulación oficial por parte del Gobierno, incluida Capitaria.

Al parecer, su petición ha sido escuchada, ya que el ministro de Hacienda, Ignacio Briones, anunció la creación de un proyecto de ley que regulará el accionamiento de las FinTech en Chile y que será promovido a mediados de este año.

Sólo queda esperar que los efectos de la crisis por el coronavirus no sean tan graves y las leyes que tengan que regular al  mercado pronto nos amparen.

Tags:

Deja tu comentario