Foto: Agencia Uno

En 2019 aumentó el uso fraudulento de tarjetas bancarias en Chile, tanto de crédito como de débito.

Las cifras entregadas por la Subsecretaría de Prevención del Delito y publicadas por La Tercera, identificaron que el año pasado se registraron 87.908 casos policiales, lo cual representa un aumento de 45% en comparación al año 2018, en el que se contabilizaron 60.448 casos.

La mayoría de estos delitos se cometieron en la Región Metropolitana, alcanzando un porcentaje del 57%. Santiago lidera la lista de comunas en donde se concentra la mayor cantidad de casos, con 5.484, seguida por Las Condes (4.029), Providencia (2.905), Maipú (2.800) y Puente Alto (2.425).

Lee también: Ocurre en todos lados: Parlamentarios denuncian clonación de tarjetas en cajero del Congreso

Las regiones con una mayor alza durante el 2019 fueron Atacama (111,4%), Arica y Parinacota (101,7%) y Magallanes (93,1%). 

“Esto puede deberse a una mayor utilización de ‘dinero plástico’, ya que muchos locales comerciales han adherido a la compra con tarjetas”, aseguró el subsecretario (s) de Prevención del Delito, Carlos Quintana, en el mismo medio.

En mayo 2019 se concentró un alza del uso fraudulento de tarjetas de crédito y débito con 10.142 casos, mientras que el informe señala que las horas en la que se cometieron más de estos delitos fueron entre las 8:00 y 15:59, de lunes a viernes. 

Lee también: Subsecretaria de Prevención del Delito: “Hay una necesidad de modernizar la Inteligencia”

En cuanto al género, la mayor cantidad de víctimas son hombres. El rango etario de los más afectados va desde los 30 y 49 años, seguido por quienes tienen entre 50 y 65 años.

Quintana agregó que “el año pasado, además, BancoEstado lanzó el sistema ‘Compraquí’, lo que permite comprar con tarjetas de crédito en comercios más pequeños, como quioscos y locales de barrio” y aseveró que, al aumentar el uso del plástico, también aumenta la exposición de las personas al fraude.  

Finalmente, entregó recomendaciones para prevenir este delito, entre las cuales está usar billeteras que impidan la clonación remota de tarjetas y no perder de vista la tarjeta mientras se está realizando la transacción.

En caso de sospechar que la máquina está adulterada, Quintana sugiere “ingresar una clave errónea porque, si la máquina acepta el pago, quiere decir que el dispositivo está clonando las tarjetas”.

Reacción del Gobierno

Durante esta jornada, el ministro (s) de Hacienda, Francisco Moreno, consignó que “hay un proyecto de ley que está en el Congreso Nacional que ya se analizó en la comisión mixta y esperamos que en el mes de marzo se vote tanto en la Cámara de Diputados como en el Senado para que sea ley”. 

El proyecto de ley dice que los bancos deberán restituir los fondos cuando el cliente sufra fraudes menores de 35 UF. Este proceso se hará en un rango de cinco días hábiles desde que el usuario reporta el fraude al banco.

Si el fraude es mayor a 35 UF,  el banco tiene un periodo de siete días para investigar y determinar la existencia de culpa grave del usuario o dolo. En caso de se verifique, el banco tendrá que iniciar las acciones legales y si no lo hace, deberá devolver la totalidad del dinero que perdió el cliente. 

Tags:

Deja tu comentario