{"multiple":false,"video":{"key":"czf7WPQPTTJ","duration":"00:02:24","type":"video","download":""}}

Es probable que tú o alguien que conoces se esté preparando para comprar en el Black Friday o Viernes Negro.

El inicio informal de la temporada de compras navideñas se ha transformado en un espectáculo que ayuda a los minoristas a atraer a los compradores a sus tiendas.

Millones de estadounidenses participan en las compras. Según una encuesta de Deloitte, más del 70% de las personas que planean comprar durante la temporada de vacaciones lo harán el Viernes Negro este año.

Es uno de los días de compras más importantes en Estados Unidos, pero, a pesar de la percepción común, el nombre no tiene nada que ver con la tinta roja o negra en el balance de cuentas de los comerciantes.

El Viernes Negro comenzó en la década de 1950 en Filadelfia.

Hordas de compradores de los suburbios llegaron a la ciudad durante los días posteriores al Día de Acción de Gracias, según Bonnie Taylor-Blake, una investigadora de neurociencias de la Universidad de Carolina del Norte. La ciudad promovió grandes ofertas y decoraciones, antes del partido de fútbol entre el Ejército y la Marina, que tuvo lugar el sábado.

“Fue un doble golpe”, dijo Taylor-Blake a CNN. “Se requirió que los policías de tránsito trabajaran turnos de 12 horas, nadie podía salir y la gente inundó las aceras, estacionamientos y calles. La policía tuvo que lidiar con todo eso y acuñó el término“.

Los comerciantes de la ciudad también comenzaron a usar el término para describir las largas filas y el caos de compras en sus tiendas. “Se convirtió en esta referencia cómica al centro de Filadelfia después del Día de Acción de Gracias”.

En 1961, se planteó la idea de cambiar el nombre de las vacaciones al “Gran Viernes” (Big Friday) para que uno de los días más grandes en las compras no tuviera una connotación negativa. Pero eso no tuvo éxito.

Con el tiempo, los minoristas aprendieron a adoptar el nombre e incluso ampliaron el evento de compras de un día.

Alrededor de 2003, los minoristas aumentaron las apuestas ajustando los horarios de apertura de las tiendas. Ese año, Kmart, Walmart y Sears dieron descuentos antes del amanecer a partir de las 5 a.m. o 6 a.m. Ese fue el mismo año en que el Black Friday se convirtió en el día de compras más rentable del año, según datos del Consejo Internacional de Centros Comerciales. Antes de 2003, los días de compras más rentables en Estados Unidos eran a fines de diciembre.

Te puede interesar: ¿Sufres de alergia? Sigue estos consejos para evitar los molestos síntomas

En 2011, Walmart extendió el feriado comercial nuevamente cuando abrió sus tiendas a las 10 p.m. en la noche de Acción de Gracias y permaneció abierto hasta el Viernes Negro.

Con el auge de Internet, otro día de compras nació en 2005: Cyber ​​Monday (Ciberlunes). Fue un término de marketing acuñado por la Federación Nacional de Minoristas para minoristas en línea para reflejar la locura de compras que sienten las tiendas físicas el viernes negro.

El lunes cibernético ha explotado en popularidad desde entonces. El año pasado, Adobe dijo que acumuló 6.590 millones de dólares en ventas, lo que lo convierte en el día de compras en línea más grande de Estados Unidos.

Los compradores dijeron que las ofertas y los descuentos son el factor más importante en la elección de la tienda, seguido del envío gratuito y una ubicación conveniente.

Kathryn Vasel contribuyó a esta historia.

Te puede interesar: K-pop: Festival SM Town Live podría llegar a Chile

Tags:

Deja tu comentario