Conocidos son ya los efectos que ha tenido la aparición del coronavirus en la sociedad actual. La paralización de las actividades por las cuarentenas nos ha encerrado en casa, en donde se han generado nuevas necesidades. Danyelo Oteiza Aguirre, emprendedor inmobiliario, menciona que esos nuevos requerimientos son los que deben ser mirados por quienes se dedican al negocio inmobiliario.

Considerando que este rubro ha sido uno de los más golpeados por la pandemia, junto con el turismo, el negocio hotelero y los viajes, hay que considerar ciertos factores a la hora de afrontar la crisis. Todo indica que el coronavirus será la guía durante algún tiempo.

Lee también: Sólo con la dirección: Revisa en tres simples pasos cuál es el avalúo fiscal de tu vivienda

Las personas buscan nuevos aires

Una de las tendencias que se están manifestando en los países a los que el coronavirus golpeó primero, como los europeos y asiáticos, es que las personas que buscan un nuevo hogar, ya sea comprando o arrendando, requieren de locaciones más apartadas, con buena ventilación y luz natural.

El temor a las aglomeraciones y posibles contagios por COVID-19, han provocado que las personas ya no le teman a alejarse de los lugares céntricos, hecho que podría ocurrir en Chile. Según expertos, esta situación ya estaría sucediendo, ya que el interés por viviendas ubicadas en comunas y lugares poblados, ha disminuido sustancialmente durante estos meses.

“En el transcurso de esta pandemia, hemos podido ver que si antes la gente buscaba viviendas en comunas como Santiago y Providencia, hoy observamos que ocurre lo contrario. Cada vez las personas se están fijando en comunas o ciudades alejadas del epicentro de la pandemia”, explica Danyelo Oteiza Aguirre.

El teletrabajo se quedará un buen tiempo

Una de las consecuencias directas de la pandemia que prácticamente ha hecho que este año para muchos no deje nada bueno, es el teletrabajo. Esta medida, adoptada por muchas empresas que tienen empleos que fácilmente se pueden hacer desde casa, puede influir en el mercado inmobiliario.

A nivel macro, las grandes empresas están abandonando la idea de tener grandes oficinas o lugares de trabajo, ya que les resulta más conveniente que las personas trabajen desde casa obteniendo los mismos resultados, para poder así abaratar costos de grandes oficinas.

Lee también: Tasa histórica para primera vivienda: Así funciona el “Hipotecazo” de BancoEstado

“Las empresas buscarán lugares más pequeños en donde los empleados puedan cumplir sus funciones. El teletrabajo les ha permitido darse cuenta que no es necesario contar con grandes edificios y oficinas para poder cumplir sus tareas. Esto puede significar una gran oportunidad para quienes se dediquen al rubro inmobiliario”, señala Danyelo Oteiza Aguirre.

A un nivel menor, a causa del teletrabajo, quienes estén buscando vivienda se fijarán en otras cosas. Aquí es cuando quienes están a cargo de la oferta, deben asegurarles a los potenciales compradores que su casa o departamento tendrá las condiciones técnicas, por ejemplo, para tener una buena conexión a internet.

El internet no sólo es clave para trabajar

Pero no todo es trabajo. Durante la cuarentena hay otros factores que hacen que el internet se vuelva indispensable en estos tiempos. La búsqueda de medios para distraerse, puede recaer en plataformas de entretenimiento online, como las ya conocidas HBO Go, Netflix o Amazon Prime.

“La conectividad puede ser un problema si le sumamos que las personas buscan lugares apartados para vivir. Sin embargo, con la llegada de las nuevas redes como el 5G o el internet satelital, la oferta de las empresas o emprendedores inmobiliarios no debiera tener problemas a la hora de ofrecer una vivienda”, explica Danyelo Oteiza Aguirre.

Tags:

Deja tu comentario