Por Nicolás Muñoz
{"multiple":false,"video":{"key":"czo7IWcoBxi","duration":"00:04:15","type":"video","download":""}}
VIDEO RELACIONADO – Alerta por aumento de contagios en sector sur de Santiago (04:15)

Es imposible desconocer los efectos del coronavirus, tanto en la salud como en la economía, desde que aterrizó en nuestro país en marzo. Sin embargo, la pandemia ha golpeado más a algunas regiones que a otras. Y saber cuáles y el por qué de esta situación es lo que busca responder la consultora FK Economics, quienes generaron un Índice de Vulnerabilidad Regional.

“Este índice considera el porcentaje del Producto Interno Bruto Regional (PIBR) que proviene de los sectores comercio, restaurantes y hoteles, en base a datos del Banco Central, dado que esos sectores son los más evidentemente afectados por la pandemia actual”, advierten.

Hecho ese cruce, hay cuatro regiones que resaltan: la Región Metropolitana (19%), seguida de Tarapacá (11%), La Araucanía (10%) y Magallanes (10%).

La “vulnerabilidad” que esconde la capital

Concentra casi la mitad de la población y gran parte de la toma de decisiones, la Región Metropolitana se escapa por lejos de sus seguidores en esta estadística. “Lo que demuestra el estudio es una dolorosa realidad de la cual estamos conscientes, preocupados y sobre todo ocupados”, cuenta el intendente Felipe Guevara.

Lee tambiénHipertensión y diabetes son las enfermedades crónicas más comunes entre hospitalizados por COVID-19 en Chile

La autoridad agrega que “la situación es particularmente difícil, no sólo por la pandemia. Recordemos que gran parte de las manifestaciones y protestas derivadas del estallido social tuvieron lugar en el Gran Santiago. Entonces, la crisis sanitaria encontró a la región con sectores productivos profundamente dañados, con innumerables quiebras y cierre de locales. Luego comenzaron las restricciones de desplazamiento, el cierre de fronteras y todo eso ha llevado a que la Región Metropolitana tenga hoy una productividad muchísimo más baja de la habitual“.

A nivel sanitario, las cifras metropolitanas son más que complejas. Acumula más del 60% de los fallecidos por COVID-19 y posee casi tres cuartos de los casos a nivel país.

La curva “exponencial” de Tarapacá

Tarapacá es la única región de la zona norte que destaca en el ránking. Una región que en abril tenía un promedio de 6,2 contagios nuevos por COVID-19, sin embargo, en mayo se disparó a 32,5, como reconoce el intendente Miguel Ángel Quezada.

Teníamos la curva aplanada, pero en un mes se transformó en una curva exponencial. Lo que más le hemos pedido a la ciudadanía es el resguardo. El único antídoto que tenemos para esta pandemia es estar en la casa y el distanciamiento social. Lo más importante que hemos transmitido: lavarse las manos, sanitizar su entorno y que en la medida que se requiera salir sea para lo absolutamente necesario”, señala la autoridad comunal.

La Araucanía, azotada por la pobreza

Según datos de la última encuesta Casen, La Araucanía es la región con el mayor porcentaje de pobreza multidimensional: 28,5%. Supera incluso el promedio nacional de 20,7%.

Fernanda Freire ha vivido toda su vida en Temuco, capital de esta región. Hoy, pese a que la autoridad sanitaria levantó la cuarentena, sigue confinada junto a su familia. Es la única de la casa que mantiene su trabajo, sus hermanas y su papá fueron despedidos.

“Es fuerte vivir una situación así, se escapa de las manos y sólo queda confiar que el virus pase pronto. Sobre todo, en esta región, que sabemos no tiene la solvencia económica del resto”, explica Fernanda.

El “centralismo” que denuncia el extremo sur

Con un “empate técnico”, Magallanes comparte el tercer lugar en el podio con La Araucanía. Cerca de 3 mil kilómetros separan a la región más austral con la capital de nuestro país. Aunque a algunos no les sorprende ser parte de este triste indicador.

“La emergencia sanitaria y todo lo relacionado al estallido social, ha generado que nuestra ciudad se vea expuesta a una situación de vulnerabilidad preocupante. Nos hemos visto muy afectados por el cierre del comercio, hostales, hoteles, restaurantes; algo que obviamente, genera riesgos económicos evidentes”, explica el alcalde de Punta Arenas, Claudio Radonich.

Además, lamenta que el virus ha “entorpecido” ciertos esfuerzos: potenciar el turismo de invierno, la investigación científica por su cercanía con la Antártica y el atractivo que genera la conmemoración de los 500 años del Estrecho de Magallanes.

Lee tambiénCasi todas las empresas han realizado ajustes en sus dotaciones, según informe del Banco Central

“Es necesario que el gobierno apoye de forma directa y sostenible a las empresas que requieren de ayuda inmediata. Debemos lograr fortalecer la industria en nuestra región, fomentando el turismo interno, lo que podría ser una nueva oportunidad de negocios y reactivación de la economía local”, pide el alcalde Radonich.

Palabras a las que se suma el ex intendente regional Jorge Flies, quienes sostiene que “hemos reclamado intensamente el centralismo en la toma de decisiones, que podrán ser evaluadas terminada la pandemia, como aprendizaje y mejora, pero el inicio tardío de la cuarentena en una región aislada es uno de los puntos claves en los resultados de altas tasas”.

Tags:

Deja tu comentario