Por Carola Garrido
{"multiple":false,"video":{"key":"oVrPigwZfF","duration":"00:04:10","type":"video","download":""}}
VIDEO RELACIONADO – Reacciones ante el dictamen de la Dirección del Trabajo por teletrabajo (04:10)

La cuarentena para aplanar la curva de contagio del coronavirus hizo que muchos chilenos convirtieran algún espacio de su casa en una oficina temporal. Desde allí elaboran informes, revisan cifras y responden correos. Tareas que no muchos acostumbran o pueden realizar desde un celular.

Ricardo López lo comprobó cuando empezó con el teletrabajo hace dos semanas. Justo antes de la llegada del COVID-19 a Chile, a este ingeniero en medioambiente lo asaltaron. Perdió el notebook que llevaba en su bolso y, sabiendo que su teléfono no sería suficiente para seguir cumpliendo sus funciones, tuvo que conseguir otro dispositivo.

“Recordé que mi mamá tenía un computador antiguo, muy antiguo, y comencé a usarlo. No puedo hacer un gasto mayor por ahora, por la incertidumbre laboral”, dice el profesional. Dice que le ha servido, pero es lento y tiene algunos virus. Por eso espera que pronto su empresa le haga llegar uno con mejores características.

Boom de ventas

Así como Ricardo, no todos cuentan con las mejores herramientas para trabajar desde su hogar. Sus compañías lo saben y por eso han tenido que invertir. “El mercado de notebooks creció cerca de un 80% y nosotros casi duplicamos ese crecimiento de mercado. Si bien a todos les está yendo muy bien, nosotros somos especialistas, por eso hemos obtenido mejores resultados”, dice Fernanda Zamorano, gerente de computación de PC Factory.

Lee también: Presentan recurso de protección por dictamen que permite a empresas no pagar sueldos en cuarentena

De acuerdo a sus estadísticas de marzo, han sido mayoritariamente las empresas las que han comprado aparatos para sus trabajadores. Los mismo ha ocurrido en otros comercios. “Los jefes han invertido. Sobre todo antes de la cuarentena hubo un aumento explosivo de las ventas. Llevan computadores de mediana gama, que van entre los $250 mil y los $400 mil”, asegura José Urrea, director comercial de Kompu.cl.

Los particulares también han comprado, pero en menor porcentaje. No sólo lo han hecho para poder desarrollar de mejor manera su trabajo, sino también pensando en sus hijos, que -debido a la suspensión de clases- han tenido que estudiar desde la casa.

En relación con una tablet o un celular, el notebook cuenta con una gran ventaja. “Puede tener varias pantallas abiertas al mismo tiempo. La persona puede hacer una video conferencia, revisar documentos, contestar un mail. Es mucho más cómodo y permite optimizar el tiempo”, señala Alejandro Sanhueza, académico de la Escuela de Ingeniería de la Universidad Central.

El docente también destaca que las velocidades en un notebook son mayores en el desarrollo de procesos. “Por ejemplo, yo puedo abrir una planilla de cálculo en un teléfono, pero el trabajo será mucho más complicado, porque la pantalla es pequeña. Además, la respuesta será más lenta. La capacidad de procesar datos siempre será mejor en un computador“, asegura.

Algunos modelos ya se agotaron

Por todas las facilidades que otorga al momento de trabajar, es que se han vendido como pan caliente durante marzo. Varias versiones que no superan los $500 mil ya no están disponibles.

Hay modelos que ya no nos quedan para la venta. Eso es por la alta demanda y también porque hace un par de meses China dejó de producir. Recién podríamos recibir más unidades de gama media en abril o mayo”, dice José Urrea, de Kompu.cl.

Lee también: Los contagios bajan cuando hay cuarentena: Con big data predicen impacto del coronavirus en Chile

Otras tiendas con presencia nacional siguen manteniendo el stock, no sólo de computadores, sino además de accesorios, altamente requeridos también.

“Estamos potenciando fuertemente el despacho a domicilio. Todas nuestras tiendas de Santiago están cerradas. Sólo están funcionando algunas en regiones, por eso estamos pensando en nuevas formas de llevar los productos a nuestros clientes”, dice Fernanda Zamorano, de PC Factory.

Tags:

Deja tu comentario