“Lo que hicieron fue una negligencia horrible”: Hospital declaró muerta a recién nacida que estaba viva

Camila Calvin relató que, tras ser ingresada de urgencias con cinco meses de embarazo en el Hospital El Pino de San Bernardo, le dijeron que sufrió un aborto espontáneo. Sólo por una casualidad de una técnico notaron que la bebé seguía respirando y pudieron salvarla. Hoy, ya tiene seis meses de edad.

{"multiple":false,"video":{"key":"czozW0IETdj","duration":"00:12:21","type":"video","download":""}}
  • Enlace copiado

Un grave caso de negligencia contra el Hospital El Pino de San Bernardo es el que denunció Camila Calvin, una joven de 24 años que asegura que en el establecimiento declararon muerta a su hija recién nacida, quien estaba viva.

La joven indicó que el lunes 8 de junio ingresó a urgencias de maternidad del recinto hospitalario. Tenía 22 semanas y 6 días de gestación.

“Me dijeron que tenía síntomas de pérdida, lo manejaron como aborto espontáneo desde el principio, me dijeron que era imposible que mi hija viviera”, relató.

Lee también: Condenan a médico de Vallenar por falsificación de autopsia y extracción de un corazón

Apenas 8 días antes en ese mismo recinto, Camila había sido diagnosticada con COVID-19. Fue así, en medio de una serie de restricciones, que dio a luz a Fernanda, su primera hija con solo 5 meses de embarazado.

“La matrona la puso en mis brazos. Me dice que me la va a pasar un rato, como apego de duelo, pero que tengo que estar clara de que ella está mal, que no va a vivir mucho, que solamente me despida”, contó.

Según su testimonio, dos doctores que la vieron le aseguraron que su hija dejaría de respirar en cualquier momento. De hecho, explicó que con su pareja le insistieron tres veces a la matrona si estaba segura, le indicaron que ella seguía respirando y “la respuesta que me dio fue que eran espasmos propios del fallecimiento”.

Durante las cinco horas siguientes que permaneció hospitalizada, Camila pensó que su hija estaba muerta, hasta que recibió una noticia inesperada.

Lee también: Funcionarios de PDI dispararon y dieron muerte a hombre que los intentó atropellar tras huir de control

“De repente llegan dos doctores y la matrona que me asistió y me dicen ‘lo que pasa es que al trasladar a tu hija a neonatología nos dimos cuenta que tenía esfuerzo respiratorio, entonces le hicimos reanimación, ella reaccionó, la intubaron y ahora tu hija está viva’”, le dijeron.

Sin embargo, según le reveló una enfermera, su hija se salvó de morir gracias a un hecho fortuito: “Entra una enfermera a ponerme un calmante y me dice ‘tú tienes que denunciar esto’, lo que hicieron contigo y tu hija es una negligencia horrible, ha pasado muchas veces acá’”.

“Me dice que la técnico que la estaba trasladando en el ascensor le dio curiosidad porque era una bebé muy pequeña, entonces por curiosidad abrió la bolsa y se dio cuenta de que la niña estaba respirando”, indicó.

Como consecuencia, en los cinco meses posteriores, la pequeña Fernanda permaneció en el hospital Barros Luco y sobrevivió a un derrame cerebral y dos paros cardíacos, entre otros problemas de salud. Durante los primeros días Camila no pudo estar con ella debido a que era COVID positivo.

Lee también: Aún no hay respuestas por Catalina: La encontraron muerta en una residencia hace un año y nadie sabe qué pasó

“Veía la cuna que estaba ahí, mi hija no estaba entonces pensaba que todo era un sueño, que en realidad lo que había pasado era que mi hija estaba fallecida”, explicó.

A través de una declaración pública, desde el Hospital El Pino lamentaron la situación vivida por la paciente y reconocieron errores de procedimiento, “los que fueron foco de una auditoría clínica y que en la actualidad están siendo abordados a través de una investigación sumaria”.

Yo acepté que esto sea conocido para que no pase de nuevo, porque si ha pasado tantas veces, me pongo a pensar en todas las mamás que han sufrido lo mismo que yo, pero no han tenido la oportunidad de que les digan que su hija está viva. Para mí esto no puede volver a pasar”, aseveró Camila.

Finalmente, una de sus principales críticas es que a su hija “en ningún momento le tomaron los signos vitales, enseguida la dieron por muerta, no hubo alguna corroboración, no se hizo nada para que ella viviera”.


  • Enlace copiado
Lo más visto