LA LIGUA

Alrededor de las cinco de la tarde, Stephanie Silva viajaba en dirección a La Ligua para celebrar su cumpleaños número 36 con su familia. Sin embargo, el bus en el que iba comenzó a inflamarse y tuvo que evacuar rápidamente junto a otros pasajeros. A cuatro días del incidente, la empresa aún no se comunica con ella para obtener una explicación y compensación por lo sucedido.

El bus de la empresa Expreso Norte llevaba tres horas de viaje por la Ruta 5 , a la altura de Jaururo, cuando los pasajeros que iban en el segundo piso sintieron un olor a humo que venía desde una rendija al costado de la ventana. 

Stephanie iba junto a Óscar Olivares, su pareja, en los asientos 20 y 21 cuando fueron advertidos por otros usuarios para evacuar el bus. Ellos junto a otros pasajeros fueron a despertar a las personas que iban durmiendo e intentar salir del transporte, sin embargo, la puerta se trancó por lo que tuvieron que forzarla para poder salir.

Lee también: María Elisa Quinteros pidió al Congreso destrabar proyecto de indulto: “Son personas que han sufrido mucho”

Los pasajeros tuvieron que pasar por un espacio de 30 centímetros para poder bajar al primer piso y luego dirigirse a la entrada del bus. Desde ahí, todo fue rápido, señaló Stephanie. En tres minutos salieron aproximadamente 40 pasajeros, algunos con discapacidades y otros con menores de edad. En el momento en que todos se alejaron, la máquina comenzó a incendiarse a mayor escala.

Silva indicó que aparentemente no hubo heridos y que rápidamente la policía que se encontraba en el peaje próximo, llegó al sector. Minutos más tarde, se presentó una ambulancia y luego Bomberos para controlar las llamas.

Había un extintor, pero no era suficiente para el gran incendio que se estaba formando”, comentó la mujer. Tuvimos miedo porque las llamas empezaron a alcanzar la maleza de un cerro, pero se controló el fuego”, agregó.

Lee también: Tres personas resultaron heridas tras balacera al interior de una discoteque en Valparaíso

Stephanie y su pareja no esperaron a ver cómo el incendio se apagaba y decidieron caminar hasta el pueblo más cercano. Así también, los siguieron otros pasajeros y anduvieron por seis kilómetros hasta tomar un colectivo que los acercara a un lugar más seguro.

La mantención del bus 

Alvaro Miranda, experto en Transportes de la UTEM, se refirió al hecho indicando que “es un problema de mantenimiento mecánico. Lo más probable es que sea de causa eléctrica ya que comenzó a incendiarse por la parte posterior”.

Asimismo, un punto a considerar sobre el siniestro es que el vehículo tenía dos niveles, por lo que es más vulnerable. “Los buses de dos pisos son de un material más liviano para cumplir con las condiciones de viaje, por lo que son más combustionables”, señaló el experto.

Lee también: Minsal confirma más de mil casos de Ómicron en Chile: 944 son de viajeros

Las revisiones técnicas a los buses se realizan cada seis mes, pero es un “mantenimiento básico” comentó Alvaro Miranda, pues “no hay una fiscalización profunda que pueda prevenir este tipo de accidentes. Eso lo debe hacer la empresa por sí misma”.

Stephanie también comentó su visión sobre el hecho, asegurando que “la mantención no era buena, exteriormente el bus estaba limpio, pero por ejemplo, los asientos se reclinaban solos y había que estar ajustando cada 5 minutos”.

“Esperamos que esto no vuelva a ocurrir, que se haga la fiscalización que corresponda, porque el accidente pudo haber sido mucho más grave“, señaló Oscar Olivares.

“Yo estoy esperando a que la empresa me llamé primero. Si no lo hacen, tendré que poner una denuncia”, dijo Stephanie ante la difícil situación que vivió.

Lee también: El fin de los “coches Victoria”: Municipio de Viña del Mar oficializó la prohibición su circulación

¿Qué pasa con los pasajeros?

Según indicaron desde el Sernac, los pasajeros tienen derecho a ser indemnizados por todos los daños sufridos por los incumplimientos de las empresas, interponiendo las denuncias ante la justicia”. Además, se indica que respecto al equipaje que vaya en la bodega, si se pierde o se daña, la empresa debe hacerse responsable.

Por otro lado, el experto en transportes señaló que en un caso inusual como este, es primordial que el chófer detenga el vehículo para que la combustión sea más lenta y que además, los pasajeros salgan rápidamente en filas para evacuar expeditamente. 

CHV Noticias intentó contactar a la empresa de buses Expreso Norte, pero en ninguno de los teléfonos publicados en su página web ni en redes sociales, dieron respuesta. Tampoco tuvimos resultados al intentar llamar a distintas agencias de la compañía en varias ciudades del norte de Chile.

Desde la empresa Kupos, cuyo logo estaba pintado en el bus, indicaron que ellos solo se dedican a vender pasajes, sin tener responsabilidad sobre el estado de las máquinas.

Lee también: Ante denuncias por falta de buses: Ministerio de Transportes oficia a empresas operadoras en Santiago

Tags:

Deja tu comentario