Desde hace tres años que Fernanda Nicole Ordóñez Ruiz (31) está luchando por su vida. A esta madre de dos niños, un menor de 5 y una pequeña de 3 años, le diagnosticaron un tumor cancerígeno agresivo en el lagrimal de su ojo derecho, el cual es irreversible.

Fernanda es oriunda de San Felipe, vecina de la Villa El Señorial, sector donde vive con sus padres. Por años trabajó como estilista a domicilio en la zona y el resto de su tiempo se dedicaba a criar a sus pequeños hijos.

Fue en 2016 cuando su vida cambió. De un momento a otro comenzó a tener un dolor constante en uno de sus ojos. Para esclarecer cualquier tipo de dudas, decidió asistir al Hospital San Camilo, pero en una primera instancia le indicaron que era conjuntivitis.

Pese al diagnóstico, el malestar continuaba. Al volver a consultar le dijeron que podría ser una infección. Sin embargo, le hicieron una serie de exámenes que arrojaron un resultado que no esperaban oír: Tenía un tumor en el lagrimal del ojo.

Lee también: Tiene cardiopatía congénita y a sus 5 años necesita más de $200 millones para operarse: Queda un año para salvar su vida

En medio de la consternación por el diagnóstico, fue derivada al Hospital Carlos Van Buren, en Valparaíso. Los médicos evaluaron su caso, le realizaron diversas resonancias magnéticas de órbitas y determinaron que el tumor cancerígeno era un agresivo carcinoma adenoide quístico que no tenía cura.

Al ser un caso irreversible, le dieron la alternativa de ayudarla con morfina cada seis horas para que soportara el dolor y un par de sesiones al psiquiatra para apoyarla.

Sin embargo, Fernanda y su familia no bajaron los brazos. Viajaron a Santiago y fueron hasta la Fundación Arturo López Pérez (FALP). En el instituto oncológico le entregaron una alternativa que los esperanzó, al comentarles que tenía la opción de realizarse una cirugía y quimioterapia, pero los valores eran inalcanzables para ellos, ya que sólo cuatro sesiones del tratamiento costaban dos millones de pesos.

Al volver a San Felipe, la estilista tuvo que someterse a una biopsia para que desde la FALP examinaran el tumor. Tras este procedimiento determinaron que lo mejor era que le realizaran radioterapia.

Marco Hurtado, padrastro de Fernanda, explicó a CHV Noticias que pese a desconocer el monto de las radioterapias, buscan, de todas formas, seguir luchando. “Hemos recibido mucho apoyo y ayuda de nuestros seres queridos. Eso ha sido fundamental”, afirma.

Lee también: Adolescente de 15 años en riesgo vital requiere un millón de dólares para un tratamiento contra leucemia

Durante los últimos meses estaban enfocados en organizándose para costear los fondos de la radioterapia, pero esta semana ocurrió que el estado de salud de la estilista empeoró.

Comenzó a tener un dolor insoportable en el ojo, no daba más”, dice Marco.

Decidieron llevarla al Hospital San Camilo, pero su situación era compleja, ya que el ojo estaba fuera de órbita porque el tumor ejercía presión en él. Por esta razón, este jueves 4 de abril, se lo extirparon.

Le sacaron su ojo, pero el cáncer está ramificado. Como familia estamos destrozados, pero haremos todo lo posible para salir adelante”, añade el padrastro.

Desde el Hospital San Camilo afirmaron que la operación de extracción ocular salió bien. Durante este viernes fue evaluada por los oftalmólogos e indicaron que la paciente estaba con algunos dolores, por lo tanto, permanecerá internada en el recinto.

Por su parte, la familia realizará un bingo, el sábado 4 de mayo, con el fin de reunir fondos para costear el tratamiento.

Antes de la extirpación de su ojo, Fernanda grabó un emotivo video desde el hospital, donde solicita ayuda para salir adelante por su complejo momento.

“(Necesito) Vivir un poquito más, para disfrutar de mis hijos, de mi familia, de mis amigos…”, dice Fernanda emocionada.

¿Cómo ayudar?

Pueden aportar dinero a la siguiente cuenta:

Lidia Ruiz Muñoz (madre de Fernanda)
Cuenta RUT 10.844.903-9
BancoEstado

Tags:

Deja tu comentario