Por Fernanda Jure
{"multiple":false,"video":{"key":"b466oBnBQc","duration":"00:04:39","type":"video","download":""}}
VIDEO RELACIONADO: Personas contagiadas salen para tramitar licencias por COVID-19 (04:39)

Patricio Rodríguez recibió los resultados un 2 de junio: era un caso positivo de COVID-19. Su esposa, Ivonne Ponce, presentaba algunos síntomas, pero le negaron la realización del examen PCR y quedó registrada como contacto estrecho.

Pasaron las dos semanas de cuarentena y Patricio fue dado de alta, pero el estado de salud de Ivonne empeoraba. Es por ello que terminó siendo sometida al test que determinó que, efectivamente, también se había contagiado. Consultaron al respecto y desde el recinto médico les aseguraron que él podía volver al trabajo.

Bajo esa indicación, Patricio retomó sus labores como conductor del ex Transantiago hasta que, por casualidad, le preguntaron cómo se encontraba su esposa. Él comentó que se había contagiado y se encendieron las alarmas.

Lee también: Revisa cómo consultar el estado de tu licencia médica sin moverte de tu casa

“El jefe le dijo que, por indicaciones de la empresa, al ser contacto estrecho mío, no podía estar trabajando”, cuenta Ivonne. Llamaron al Ministerio de Salud. “La ejecutiva me dijo que no tenía clara la información y que consultaría con su superior”, detalla.

A los minutos, la ejecutiva volvió a llamar a Ivonne: “Ahí me aseguró que mi marido necesitaba licencia médica, porque ahora él era un contacto estrecho“. Con esa nueva instrucción, Patricio realizó la solicitud en el sitio web de la Seremi de Salud y dejó de ir a trabajar.

Pero los días pasaban y no llegaban noticias de la nueva licencia médica. Pasó casi un mes. Ivonne se recuperó y volvió a su trabajo como ejecutiva en un call center: “Mi marido se quedó 14 días en la casa y desde la empresa lo esperaron, porque asumieron que tendríamos la licencia. Como no llegaba, me contacté con la Seremi por Facebook y me hicieron enviar un correo”.

Fue después de todos esos esfuerzos que, finalmente, recibieron un llamado del organismo. “Le dijeron que no le darían licencia, que él nunca debió haber hecho cuarentena“, recuerda Ivonne.

La pareja explicó que la decisión de hacer cuarentena la tomaron a partir de la llamada realizada al Minsal y que fueron precisamente ellos quienes indicaron que Patricio debía continuar en aislamiento. Sin embargo, desde la Seremi señalaron que dicha información no era correcta y no iban a emitir licencia alguna. Desde entonces, el matrimonio exige una respuesta de parte de la autoridad sanitaria, debido a que han dejado de percibir ingresos que esperaban a partir del pago de la licencia.

Lee también: Pidió cupo en residencia sanitaria, nunca lo llamaron: Contagió a su esposa de COVID-19 y ahora ella está grave

“La empresa de mi marido está esperando que presente una licencia. Es injusto. Uno intenta ser lo más correcto y responsable como ciudadano y al final, las autoridades no responden. Ellos son los que deben guiarnos, porque para nosotros todo esto es una incógnita. Con mayor razón nos comunicamos con el Ministerio de Salud, para obtener información certera. No van a emitir nada porque la licencia no correspondía. Esa información debieron haber entregado y no lo hicieron. Le dijeron que hiciera cuarentena y ahora nadie se hace responsable de esa cuarentena“, critica Ivonne.

Desde la Seremi de Salud expusieron el caso en una comisión evaluadora en busca de una solución y aseguraron que se contactarán con Patricio, a quien le extenderán la licencia debido al inconveniente.

CHV Noticias intentó contactar al Ministerio de Salud, ya que el error comunicacional se habría generado en la llamada realizada por Ivonne al número de Salud Responde. Pese a los esfuerzos, no obtuvimos ninguna respuesta respecto a qué habría ocurrido en esta oportunidad.

Tags:

Deja tu comentario