Publicado por Mauricio Palma-Prat

Ubicado en Av. José Manuel Guzmán, a escasos kilómetros del Aeropuerto de Santiago, el Terra Australis es uno de los particulares subvencionados mejor evaluados por el Simce de toda la comuna de Pudahuel. Con 45 alumnos por curso y cuatro cursos por nivel, el establecimiento cuenta con alrededor de 180 estudiantes por grado. Sin embargo, ese número está pronto a cambiar.

Esto porque, a partir de 2020, se reducirá un curso por nivel tanto en 2° como en 7° básico. ¿La razón? Las bases del Sistema de Admisión Escolar (SAE) del Ministerio de Educación (Mineduc) así lo solicitan cuando se trata de colegios denominados “embudos”. Es decir, aquellos que no pueden garantizar la continuidad de sus alumnos por falta de infraestructura.

Lee también: Familias serán “alertadas” por Mineduc si postulan a un colegio de mala convivencia o baja calidad

El reglamento del SAE define como “embudos” a aquellos recintos que poseen dos o más niveles educativos sucesivos, los que a causa de alcanzar su capacidad máxima de alumnos, no pueden recibir más matriculas. Por ello, se les instruye a reducir la cantidad de estudiantes so pena de perder la subvención que les otorga el Estado.

Eso es lo que le está pasando actualmente en el Terra Australis, establecimiento fundado en 2004 y considerado “embudo” por la normativa del Ministerio. A causa de esto, en junio de este año tuvo que buscar una fórmula para disminuir el número de matriculados. ¿La solución? Aplicar un sorteo para dirimir quién se queda y quién no.

La tómbola

Como si se tratase de un bingo sacando numeritos, la dirección decidió realizar una tómbola para seleccionar a los niños y niñas que continuarán. Algo que ya se conocía en los sistemas de admisión escolar y que también se ocupa para este tipo de casos.

La situación claramente generó molestia entre los apoderados, quienes en un principio no entendían lo que pasaba. Las quejas aumentaron cuando se les informó que los alumnos que fueran hijos de funcionarios o tuvieran hermanos en el mismo recinto quedaban excluidos del sorteo, ya que es otra de las actuales medidas que contempla la Ley General de Educación.

“Al final fueron como 70 a 80 alumnos los que fueron a la tómbola, porque los demás se salvaron ya que son parientes de funcionarios”, relató Eduardo, uno de los apoderados de este colegio, a CHV Noticias.

Lee también: Historia ya no será obligatorio para estudiantes de 3° y 4° medio

El hijo de Eduardo -quien cursa 1° básico y prefirió no dar su apellido- fue uno de los que salió favorecido en la tómbola. Aun así, el padre quedó con una sensación de disgusto e incertidumbre, ya que si bien el azar lo acompañó esta vez, el sorteo podría volver a realizarse. De no haber sido favorecido, el escenario habría sido catastrófico para la familia: el niño contaba con beca por buen rendimiento y la hubiese perdido.

Por otro lado, desde la dirección del establecimiento les explicaron a los apoderados que la decisión de eliminar un par de cursos por nivel se hace de acuerdo al instructivo SAE, un sistema promulgado en 2009 durante el primer mandato de Michelle Bachelet.

Adiós al azar

“Cabe precisar que dado los términos en que se encuentra redactada la normativa que regula el especial caso de los establecimientos educacionales que generan embudo, debe aplicarse en los casos que no se puedan asignar las vacantes existentes en función de los criterios de prioridad establecidos por ley, un sistema aleatorio, ya que constituye el único mecanismo que resguarda el derecho de continuidad a todos los alumnos en igualdad de condiciones”.

Este es el último párrafo en el texto del Sistema de Admisión Escolar Online, el cual explica y destaca en negrita que para los casos donde no hay criterios de prioridad establecidos por ley (hijos de funcionarios, hermanos en un mismo colegio o hijos de ex alumnos), se debe aplicar un sistema aleatorio.

Lee también: Educación sexual desde la básica: El proyecto del gobierno que busca promover la sexualidad responsable

Así lo dicta la ley actual, sin embargo, el proyecto de ley Admisión Justa busca modificar el carácter azaroso en estas determinaciones. Dentro de las fuerzas bases del proyecto, se promueve defender el mérito de los alumnos por sobre el azar, al mismo tiempo que le daría más libertad a las comunidades escolares para que puedan definir y desarrollar cada proyecto educativo.

La iniciativa fue acogida el 11 de enero de 2019 y es promovida principalmente por diputados de Renovación Nacional (RN), quienes incluso crearon una página web donde se habla de este tema y exponen testimonios de “víctimas de la tómbola”.

Reubicación de alumnos del Terra Australis

Uno de los grandes temores de los apoderados es qué va a pasar con sus hijos si quedan sin colegio. En ese sentido, el Mineduc es claro en comunicar que no es obligatorio que los establecimientos ayuden en la reubicación. No obstante, aseguran que el Ministerio siempre ha apoyado el proceso de conseguir cupos para los estudiantes.

Por su parte, desde el colegio Terra Australis afirman que harán lo que esté a su alcance para mantener a todos en el establecimiento. “Son 13 alumnos de 1° básico y seis de 6° que, a día de hoy, no tienen matrícula garantizada. Sin embargo, es bastante probable que los podamos encajar a fin de año debido a repitencias o estudiantes que se van”, sostiene Carolina Guajardo, subdirectora del establecimiento.

Lee también: Cubillos por recalendarización de clases: “Las vacaciones no se cambian”

Desde el Ministerio aseguran que, aunque no están obligados hacerlo, se preocupan de reubicar a los estudiantes desfavorecidos en otros colegios en conjunto con el recinto educativo del cual se desligan. A su vez, señalan que lo más recomendable para los casos de alumnos que no consigan un cupo en Terra Australis -así como en cualquier colegio- es que postulen a través de la plataforma web del Sistema de Admisión Escolar.

La entidad ministerial destaca también que existe un proceso de regularización, a partir del 30 de diciembre, para todos quienes no quedaron conformes con el recinto que se les asignó, o para los que no participaron de la postulación. Así, por orden de llegada, se podrán matricular en cualquier establecimiento que aún cuente con cupos disponibles.

Finalmente, en el Mineduc reconocen que los criterios actuales no son óptimos y que tampoco generan una imagen de equidad o igualdad de oportunidades. Por esta razón, recalcan que en la administración del gobierno actual se presentó el proyecto de ley Admisión Justa, cuya tramitación está en curso y dependerá de lo que se defina próximamente en el Congreso.

Tags:

Deja tu comentario