Por Efraín Leiva
{"multiple":false,"video":{"key":"czoJr4hbNd7","duration":"00:02:42","type":"video","download":""}}
VIDEO RELACIONADO – Alerta de estafas por el retiro del 10% (02:42)

Mis papás pusieron una casa rodante a la venta, necesitaban dinero en medio de la pandemia”. Así, Carlos Guzmán comienza el relato de lo que debería haber sido una solución a los problemas de sus padres, pero que terminó siendo una verdadera pesadilla para esta familia.

“Me contactó un sujeto, me pidió características, se las di. Se identificó como teniente de la S.I.P. de carabineros de Papudo y se ganó mi confianza”. Tras eso, dice Carlos, fue una mujer que dijo ser la esposa del supuesto carabinero. “La vio y quedó fascinada, lo llamó y quedaron de comprarla”.

Lee también: Estafas en pandemia: Falsos retiros de los fondos de las AFP y clonaciones a distancia

Tras otra breve conversación llegaron a un acuerdo económico. De los $10.500.000 en que pensaban vender la casa rodante, la dejaron en $10 millones. “Me dijo que iría a buscarla, pero yo no estaría. Le pedí a mi hermano y a mi papá que se la entregaran previo depósito del dinero, incluso él me envió una foto en el banco para confirmar que lo haría”.

Hasta ahí, todo bien. Más aún cuando Carlos recibió la notificación de un depósito por el dinero acordado en su cuenta bancaria. “Se hizo el depósito con un cheque en la sucursal del (banco) Santander, en la sucursal de San Antonio, región de Valparaíso. Por eso di el sí para entregar la casa”.

Pero tras 24 horas de hecho el negocio, Carlos tuvo la idea de revisar, nuevamente su cuenta. Ahí se dio cuenta de lo que nadie quiere enterarse. “El cheque fue protestado. Me di cuenta de que era una estafa. Suponemos que fue un cheque robado. Fui, de inmediato a la PDI”.

Lee también: Alerta de estafas por WhatsApp sobre el 10%: PDI entrega consejos para no caer en estos engaños

Para Óscar Torrejón, experto en seguridad de la empresa Colt Security, este tipo de hechos son comunes sobre todo cuando “el estafador se da cuenta de la necesidad o urgencia que tiene el vendedor, una vez que nota esa señal, sabe que el vendedor tendrá menos precaución”.

Además, Torrejón agrega que, en el caso de pago a través de documentos, “siempre, en el caso de cheques, por ejemplo, se deben verificar los antecedentes de quién emite el documento y de éste mismo. Para eso hay empresas que pueden realizarlo. Si no se hace hay que pedir vale vista o transferencia. En este caso, por ese monto, nunca recibir dinero en efectivo”.

Pero también, hace hincapié en la forma en que se ganaron la confianza de los vendedores, un hecho que se ha vuelto común como hacerse pasar por carabinero o funcionario de cualquier fuerza armada o de orden. “Si dice ser bombero, de la PDI, carabineros o lo que sea, esto siempre se debe corroborar en esas instituciones, aunque tome más tiempo”.

Lee también: Ventas online siguen disparadas: Comunas aumentaron hasta en más de 700% sus compras virtuales

Para Darío Guajardo, abogado de la Universidad Católica, lo ideal para las víctimas ahora es “hacer una denuncia por el robo del vehículo y no por apropiación indebida. Esto atendiendo a la rapidez de un proceso respecto a otro. Así, la casa rodante tendrá encargo inmediato a nivel nacional”.

Además, “recomiendo interponer una querella por giro doloso de cheques. Esto contra el dueño del documento con el que pagaron. Así, se puede abrir otro proceso”.

Pero la situación no quedó ahí, un hermano de Carlos Guzmán tiene conocidos en las carreteras, fue así como dio el aviso y lo fueron contactando. “Vieron pasar la casa por Paine, Parral, Concepción. Supimos que podría estar en Puerto Montt y viajé. Arrendé un dron para buscar desde la altura, pero asumo que allá me entregaron información falsa”.

Casa rodante que, según Carlos Guzmán, era el patrimonio de toda la vida de sus padres, adultos mayores, y que se esfumó en cosa de días por culpa de estos estafadores que, como hemos visto, han proliferado en medio de esta pandemia.

Tags:

Deja tu comentario