Fueron duros los recientes dos meses para Rose y May Bernot, una pareja de hermanos que llegó a Chile hace unos años, así como tantos otros migrantes que se desplazan por el mundo con distintas motivaciones, principalmente en busca de mejores oportunidades.

A fines de agosto, Rose llegó al Hospital de La Florida Dra. Eloísa Díaz por fuertes dolores en su estómago. El primer diagnóstico fue apendicitis y se le operó rápidamente, sin embargo, tras exámenes más detallados, los médicos descubrieron que ella padecía un avanzado cáncer al colón fase 4. Le diagnosticaron solo tres semanas de vida.

Lee también: Haitiana con cáncer terminal pide que sus padres vengan a Chile, pero no existen “visas humanitarias” para entrar al país

En ese momento comenzó la cuenta regresiva para ella y su familia, quienes no dudaron en iniciar los trámites para traer al menos a la madre de visita a Chile para que pudiera estar con ella y darle su fuerza.

Había ganas pero poca claridad

May Bernot se acercó a CHV Noticias para exponer su caso y, al mismo tiempo, obtuvo información valiosa para gestionar un traslado más ágil de su madre, ya que las condiciones migratorias actuales de nuestro país impiden el ingreso expedito de personas provenientes tanto de Haití como Venezuela.

Pese a lo anterior, sí existen hechos excepcionales donde Cancillería, a través de los consulados, puede estudiar cada caso y determinar un visado exprés como fue lo que ocurrió con la madre de los hermanos Bernot.

Lo importante para cada extranjero que viva una situación similar en Chile es ingresar a la página de trámites consulares online que dispone el Ministerio de Relaciones Exteriores y, a través de un formulario, detallar las dificultades del caso y así argumentar el porqué de la premura del arribo de uno o más familiares.

El momento del adiós

El pronóstico de los médicos del Hospital de La Florida fue correcto y las tres semanas de vida que le dieron a Rose llegaron a su fin el lunes 23 de septiembre.

La joven de 25 años pudo estar junto a su madre, algo que era su gran anhelo desde que lo publicó en un video que se viralizó por redes sociales.

Lee también: Madre de haitiana con cáncer terminal pudo viajar a Chile y despedirse de ella: Cancillería hizo una excepción

De esta manera, ella cierra el último capítulo en su vida terrenal, pero, a su vez, deja una guía para extranjeros que pudieran llegar a pasar por un escenario similar, donde el estar junto a los suyos se transforme en una necesidad imperativa.

Cabe destacar el ímpetu de su hermano May Bernot, quien pese al desconocimiento y las barreras del idioma, fue capaz de buscar ayuda y orientación hasta que logró gestionar el viaje de la madre. Esto porque Cancillería revisó su caso y entendió que la presencia de la progenitora era una solicitud humanitaria a la cual no se le podía dar un no como respuesta.

Tags:

Deja tu comentario