{"multiple":false,"video":{"key":"cqogPb4iROXwchvn20968","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

Una joven estudiante de educación de párvulos llegó a rendir una prueba con su hijo recién nacido, pero no se lo habían permitido. Ella asegura que no quiere perder clases pero no tiene con quién dejar al menor, así que está exigiendo que respeten su derecho a estudiar.

Lizbeth Lagos, la madre afectada, explica cómo ocurrió la situación que la tiene sumamente molesta: “estoy estudiado educación parvularia y al ingresar ayer a clases se me impidió la entrada por ir con mi bebé, entonces yo fui exclusivamente por un nota que debía. Tenía que hacer una presentación”.

Sin embargo más allá de esta política institucional, lo que más tiene molesta a Lizbeth fue el cómo le respondieron los funcionarios que no la dejaron entrar, ya que asegura que fueron “poco ortodoxos” al momento de decirle que no, haciéndola sentir mal. 

La jefa de carrera, sin embargo, niega que haya habido discriminación y mal trato a la estudiante, y que solo querían darle a entender que o se dedicaba a estudiar, tranquilamente, o se dedicaba a ser mamá, pero sin tener que mezclar ambos mundos dentro de la casa de estudios. 

 

Tags:

Deja tu comentario