{"multiple":false,"video":{"key":"oVKakbybil","duration":"00:04:26","type":"video","download":""}}

Cumplir el sueño de tener vacaciones en Brasil se ha convertido en una pesadilla para la familia de Vicente Mella Novoa. Este niño de 12 años dejó Chile junto a sus padres y su hermano para conocer el país de la samba luego que el viaje fuera retrasado por la pandemia del COVID-19. Pero una enfermedad cambió el rumbo de lo que parecía ser un feliz paseo y ahora su madre pide ayuda.

Fue el 10 de noviembre cuando la familia arribó a Río de Janeiro para comenzar su travesía, pero sólo dos días después de la llegada, el pequeño Vicente comenzó a presentar síntomas de una enfermedad. “Tenía vómitos, diarrea, mucho dolor y mareos”, cuenta Karla Novoa, madre del niño, que se contactó con Cazanoticias y conversó con CHV Noticias.

Al ver los problemas que presentaba su hijo, la familia decidió pedir ayuda al mismo hotel donde se estaban hospedando, recibiendo respuesta de un doctor del lugar. “Nos dijo que lo lleváramos a un médico porque eso parecía apendicitis”, dijo la madre de Vicente Mella, joven deportista que juega desde el 2018 como arquero en las divisiones menores de Palestino.


Lee también: El orgullo cívico de joven con síndrome de Down que fue vocal de mesa en Calera de Tango: “Fue agotador, pero me gustó mucho”

Luego de realizar una serie de exámenes en un centro de salud local, se descartó que fuera apendicitis lo que aquejaba a Vicente. Por aquello, volvió al recinto de hospedaje en Río de Janeiro para continuar con las vacaciones, aunque sus síntomas no cambiaron.

“Mamá, me duele la guata”, dice Karla Novoa que fue una de las frases más repetidas por su hijo. Al ver esto, “le pedimos al hotel una dieta blanda”, pensando que eso lo ayudaría a presentar una mejoría, aunque nuevamente esto no dio resultado.

Para saber qué era lo que le ocurría a Vicente, la familia retornó al recinto asistencial y ahí les dijeron que todo se debía a una infección urinaria. Con el respectivo tratamiento médico vía oral, el niño podría volver al hotel y disfrutar el resto de sus vacaciones.

Lee también: Lucas Barros, el niño de Antofagasta que se volvió viral explicando la importancia de votar

Vicente Mella vistiendo la camiseta de Palestino

Vicente Mella vistiendo la camiseta de Palestino

Cambio de planes

Una tercera visita al Hospital Copa D’Or, ocurrida el 18 de noviembre, fue la que cambió todos los planes de continuar el viaje de manera normal. Los síntomas de Vicente no variaron y su debilidad fue tanta que no podía sostenerse de pie. La situación generó preocupación en su entorno pero en el recinto de salud de Río de Janeiro al que concurrieron encontraron más dudas que respuestas.

“Le comenzaron a hacer punciones, exámenes y escáneres y nos dijeron que esto era el Síndrome de Guillain-Barré”, explica Karla Novoa a CHV Noticias. Días después el diagnóstico después cambió a mielitis transversa, lo que lo tiene paralizado desde el tórax hacia abajo.

Joan Mella, hermano mayor del niño afectado, compartió un video en que se refirió a la condición que lo aqueja. “Es una bacteria que lo paraliza (…) Es arquero y está muy mal, está paralizado de la cintura hacia abajo”, mencionó.

Lee también: Joven de 22 años pide ayuda para tratar obesidad mórbida que la tiene pesando 180 kilos: “Lo hago por mi hija”

Desde Clínica Mayo detallan que la mielitis transversa corresponde a “una inflamación de ambos lados de una sección de la médula espinal”. Esta enfermedad “interrumpe los mensajes que los nervios de la médula espinal envían a todo el cuerpo”, lo que puede causar “dolor, debilidad muscular, parálisis, problemas sensoriales o disfunción de la vejiga y el intestino”.

Aunque la mayoría de los afectados por mielitis transversa presentan mejorías gracias a la utilización de medicamentos y la realización de una terapia, en el caso de Vicente Mella no se ha registrado mayor progreso. Según Karla Novoa, la mamá del niño, allá no tienen conocimiento del problema ni de las causas que desencadenaron el desarrollo de este cuadro en él, pues le indicaron que era el primer caso en el país.

“Aquí los doctores no tienen la cura, no saben lo que están tratando. Hacen y hacen exámenes, están investigando el problema que tiene y no nos informan nada. Nosotros pedimos que nos muestren los exámenes del Vicho”, dice con mucha angustia su madre en contacto con CHV Noticias.

Lee también: Habla hermana de mujer extraviada desde el 4 de noviembre en Colbún: “Ella no se fue porque quiso”

Con la misma preocupación, su hijo Joan comenta que han insistido en ver los exámenes, pero no han tenido respuesta positiva: “Los médicos no nos ayudan en nada, sólo van a hacerle exámenes y nos piden plata (…) Al final, nosotros no tenemos ninguna certeza de que mi hermano va a seguir con vida. Creemos que si esa bacteria llega al tórax, van a tener que entubarlo y va a fallecer”.

La situación se torna más grave por los problemas de comunicación que la familia de Vicente Mella ha tenido con los médicos debido a la diferencia de idioma. “Yo trato de entender lo que más puedo. Uso el traductor del celular, pregunto y pregunto”, revela Novoa, añadiendo que siente que los médicos no se expresan bien.

“Mi familia me dice que pregunte cómo están los exámenes, que hable con ellos, pero no me dan respuestas, creemos que tampoco saben”, agregó en la conversación con nuestro medio.

En cuanto a las causas que podrían haber generado esta enfermedad, allá le explican que estaría vinculado a la inoculación con la vacuna Sinovac que se le administró en Chile el 20 de octubre, algo que deberá ser estudiado.

Lee también: Fue secuestrado y obligado a cobrar $40 millones en el banco: Pidió ayuda en papel entregado a ejecutiva

El costo económico y la ayuda en Chile

Además de la constante preocupación por el estado de Vicente y de las barreras idiomáticas que presentan en el país, hay otro problema que los aqueja por estos días: El costo económico del tratamiento médico, considerando que no viajaron con un seguro de salud.

“Para que a Vicente lo pudieran ingresar tuvimos que dar un pie de 20 mil reales, que son casi tres millones y medio de pesos”, explica Karla Novoa, agregando que la transacción la pudieron hacer gracias a una tarjeta bancaria de un familiar.

Pero este fue sólo el inicio de los pagos. Y es que a los tres primeros días de que Vicente estuviera internado en el recinto asistencial de Río de Janeiro, se les entregó el primer detalle del valor adeudado, que ya era millonario.

Lee también: Joven sufre violenta golpiza en la Alameda al ser confundido con ladrón: Se encuentra en riesgo vital

Tal como se puede ver en el informe compartido por la madre del niño a CHV Noticias, los primeros tres días de hospitalización tuvieron un costo de 57.527 reales, lo que equivale a cerca de ocho millones y medio de pesos. Este valor aumenta si se considera que el niño tendrá que estar a lo menos 10 días más internado en el recinto médico.

Deuda de los tres primeros días de hospitalización de Vicente Mella

Deuda de los tres primeros días de hospitalización de Vicente Mella

Al miércoles 24 de noviembre Vicente ya lleva siete días hospitalizado, y el total de la deuda asciende a casi $15 millones. El pronóstico para los próximos días es que la cuenta por pagar supere los $50 millones.

Deuda aproximada de 15 días de tratamiento médico

Deuda aproximada de otros 15 días de tratamiento médico

Ante la gravedad de la situación de salud y la precariedad económica que enfrentan, la familia ha recurrido al consulado de Chile en Brasil, así como también a la Cancillería para obtener ayuda y así poder trasladar a Vicente cuando comience a presentar mejoras. La familia también ha golpeado las puertas de la municipalidad de Pedro Aguirre Cerda, donde han sido escuchados por el alcalde Luis Astudillo, quien según la familia ha dicho que la situación es complicada debido a la burocracia que antecede este tipo de trámites.

Lee también: Niños chocan en triciclo eléctrico en La Pintana: Hubo siete lesionados

Según explicó Karla Novoa, la madre del niño, en el consulado confirmaron que trasladarlo en un avión-ambulancia tiene un costo aproximado de $25 millones de pesos y dicen que desde el organismo aseguraron que “no están en condiciones de costearlo”.

“La opción que me dieron es que cuando Vicente se recupere un poco, lo podamos trasladar a un hospital público de Brasil”, mencionó la madre sobre la asistencia ofrecida por el órgano consular.

Consultado por la situación de su sobrino hospitalizado, Enzo Novoa, dijo desde Santiago que “la única respuesta que nos dio Cancillería, es que cuando el niño se mejore un poco lo lleven a un hospital público. Luego, cuando tenga una evolución positiva, comprarle dos pasajes en un avión y que se venga acostado“.

“He dejado los pies en la calle buscando ayuda, pero no hemos recibido ayuda del gobierno ni del consulado”, puntualizó.

Lee también: Motorista que rompió el parabrisas de conductora: “Cometí un error y mi actuar fue desmedido”

¿Cómo volver a Chile?

Según las consultas hechas por su familia, previo a un viaje de retorno lo primero que hay que hacer es estabilizar la salud de Vicente. Para lograr eso, la opción más viable que ven sus padres es obtener la ayuda de médicos chilenos que puedan entregar en idioma español las indicaciones adecuadas y propuestas efectivas de tratamiento. “Mi hijo va empeorando cada día, no puede seguir aquí”, manifestó la madre, añadiendo que “los médicos de acá no tienen la cura, están investigando”.

En este sentido el llamado más urgente de Karla Novoa es obtener el contacto de médicos de Chile que se comuniquen con sus pares que tratan al niño en Brasil. “En Chile tenemos especialistas, gente que sabe y eso es lo que necesita Vicho. Lo más importante es que Vicente se recupere y allá hay gente que puede ayudar”, manifestó la mujer sobre su hijo, que este miércoles sería conectado a una máquina de oxígeno. La solicitud de ayuda de la familia espera tener eco en los profesionales de la salud en nuestro país.

Tags:

Deja tu comentario