Foto cedida

“Todo esto es una desesperación tan horrible que ya no sé a dónde acudir, porque de verdad estoy súper desesperada”. Este es el angustiante llamado de Ana Karina Velásquez, quien denunció la desaparición de su madre, María Amparo Velásquez (62), ciudadana venezolana que lleva más de un mes sin saber sobre su paradero.

Según el testimonio de su hija a CHV Noticias, la mujer extraviada salió a las 09:00 horas del sábado 4 de septiembre desde su domicilio ubicado la comuna de Renca. Allí vive hace tres años junto a Ana y sus nietos de 2 y 5 años, a quienes cuida mientras su hija trabaja.

“Ella salió el 4 de septiembre de la casa con una persona que conoció por redes sociales. Supuestamente iba con él ese fin de semana a San Antonio. Él pasó recogerla acá a la casa en una camioneta blanca, pero yo no sé la descripción del señor porque yo no estaba (…) Ella tiene dos celulares y después que se fue, a la media hora prácticamente se apagaron. No hubo más señal de comunicación”, señaló Ana Karina.

Lee también: Testigos se salvaron por segundos: “Curva de la muerte” en Cajón del Maipo cobra un nuevo accidente con vehículo volcado

El pasado 8 de septiembre, interpuso una denuncia por presunta desgracia en Carabineros, sin embargo acusa que han extendido demasiado las diligencias y sólo pide que se inicie una pronta investigación. “Hasta el día de hoy lo único que nos han dicho es que su cuenta bancaria está igual, pero no nos han dicho si la han rastreado por GPS. No nos han dicho nada del Facebook, porque yo les dije si revisaban las redes sociales, porque a lo mejor allí puede ser que ella tenga alguna dirección que nos indique dónde está”, afirmó.

La denunciante teme porque su mamá “la tenga una red de tráfico” o que esté “retenida en algún sitio con algunas personas malas”, ya que la teoría sobre un posible accidente la tiene descartada por el momento. “Me dijeron que no puede ser, porque si llegara a un hospital o morgue le pasan los datos, porque al parecer han rastreado en hospitales, aeropuerto, terminales de buses. Eso es lo que me dijo la asistente del fiscal hoy”, aseguró.

“Es súper duro”

Ana Velásquez cuenta que no han sido días fáciles para ella ni para sus hijos, con quienes la mujer desaparecida formó un lazo muy fuerte desde que llegó de Venezuela hace tres años. “No estamos en un país que es de nosotros y que pase esto, es súper duro. Mis hijos preguntan por su abuela y no sé qué decirles tampoco, porque qué les podría decir yo”, expresó.

Asimismo, se refirió a las consecuencias psicológicas que ha tenido este hecho en su vida: “En noviembre del año pasado me diagnosticaron ansiedad y ataques de pánico. Últimamente me ha dado seguido. Dejé de trabajar porque no tengo quién me vea mis niños. Me pasa que a veces no duermo o que quiero estar acostada y no levantarme más. Me atacaron prácticamente los nervios, a veces no quiero llegar a la casa porque ella vive conmigo y están sus cosas en su cuarto”.

La familia indicó que, si han visto a una persona con la apariencia física similar a María Amparo Velásquez, no duden en contactarse a los siguientes números telefónicos:

Tags:

Deja tu comentario