Por Ana Moraga

Verónica Núñez es enfermera del Centro Diálisis San Isidro y en febrero cumplirá 23 años trabajando en el lugar. Su experiencia la ha llevado a conocer pacientes que por mucho tiempo se han atendido en el recinto: Hay gente que lleva hasta 20 años en ese centro. Sin embargo, ahora verá partir a más de 100 afectados de insuficiencia renal debido a cambios ocurridos en las licitaciones de FONASA.

Jaime Bergamasco (51) es uno de los pacientes que tendrá que trasladarse desde el centro ubicado en Santiago Centro, hasta el recinto de salud de Nephrocare en Rondizzoni. Si bien, la distancia para él no es demasiada, “la historia que tengo aquí se va a perder”.

La insuficiencia renal ocurre cuando los riñones pierden la capacidad de filtrar los desechos de la sangre, lo que puede generar que se acumulen niveles nocivos de desechos, lo que desequilibra la composición química de la sangre, explicó la enfermera del centro. Por tanto, el tratamiento de diálisis hace lo que los riñones no pueden.

Bergamasco ingresó en 2008 a Diálisis San Isidro. En el año 2010 recibió un trasplante de riñón por lo que dejó de asistir al lugar, hasta que en 2016 tuvo que regresar debido a que nuevamente le falló el mismo órgano.

“Es como si nunca me hubiese ido”, indicó Jaime. La atención que recibe en el centro es “única” comentó el hombre, pues los años que estuvo junto a los pacientes y el personal de salud fueron de ayuda para poder sobrellevar la insuficiencia renal.

Jaime ahora es el vocero del grupo de ese centro que se tratan con diálisis e indicó que él y los 102 pacientes no se quieren ir: “Es nuestra segunda casa. Tenemos un equipo de confianza y afecto”.

Lee también: Sillones de diálisis y salas de parto integral: Los detalles del futuro hospital que se construirá en Colina

Qué ocurrió con el centro de diálisis San Isidro

Los pacientes del recinto de salud enviaron una carta hacia la Asociación de Diálisis y Trasplantados de Chile (ASODI), donde se indica que el motivo del cambio fue un error administrativo y de falta de comunicación al momento de realizar la renovación de la licitación del centro, que se hace cada cuatro años.

“El problema de Chile Compra está en la solicitud hecha en el cambio de la boleta de garantía, cuya fecha de vencimiento inicial era el 31 de enero del 2022, para ser modificada al 31 de marzo del 2022, 10 días antes del cierre de la licitación. Dado lo anterior, el Centro en que nos tratamos ha quedado fuera de la licitación ejercida por Fonasa, traduciéndose aquello en tenernos que transferir, a los 120 pacientes, a otros centros de diálisis de la noche a la mañana, sin nuestro consentimiento y estando todos quienes suscriben esta carta en desacuerdo con esta decisión”, se indicó en la misiva.

Asimismo, los pacientes señalan que se “les está pasando a llevar sus derechos” según señalaron citando a la ley N°20.584, que da cuenta de que todas las personas tienen “derecho a la protección, recuperación de salud y rehabilitación, a que ellas sean dadas oportunamente y sin discriminación arbitraria en las formas y condiciones que determina la constitución y las leyes”.

Desde ASODI también emitieron un comunicado, ya que Diálisis San Isidro no es el único centro que se encuentra en esta situación y que son 29 recintos que tendrán que trasladar a sus pacientes a otros lugares.

“FONASA terminó por adjudicar una menor cantidad de cupos de diálisis, profundizando el riesgo de que pacientes vean peligrar su acceso al tratamiento y, al mismo tiempo, que cientos de ellos sean destinados injustamente a otros centros, probablemente más distantes de sus hogares afectando en forma importante nuestra calidad de vida y la de nuestras familias”, comunicó ASODI en una carta dirigida el 31 de diciembre hacia el Ministerio de Salud y FONASA.

Lee también: Gobierno informa de cuarto fallecido por coronavirus: Hay 164 nuevos casos y 1.306 contagiados

“No somos muebles ni somos objetos”

Jaime Bergamasco tiene terapias tres veces a la semana con una duración de cuatro horas, “voy a perder la confianza y tendré que empezar de nuevo”, señaló el paciente.

Luis Miguel Coronel también asiste trisemanalmente. Él es venezolano y vive en Ñuñoa, y ahora será trasladado a un centro ubicado en calle Chacabuco en Santiago Centro. “No me quiero mudar, estoy muy bien con el personal que me atiende aquí” comentó.

“Hay muchos migrantes con nosotros, viven en Santiago Centro y fueron muy bien acogidos por los pacientes chilenos. Ahora los van a separar y no sabemos si el trato será el mismo”, señaló la enfermera Núñez. Coronel indicó que está situación lo tomó por sorpresa y que “no quiero ser tratado como mueble u objetos para que nos cambien así”.

Luis Moreno, paciente de San Isidro, tuvo la suerte de vivir una situación distinta a la de sus compañeros, pues lleva 14 años en el centro de salud y no lo han cambiado de lugar. Sin embargo, es testigo de los afectados que están sus compañeros a quienes ve todos los días.

“Ellos llevan tanto tiempo en mi vida, que son parte de mi felicidad”, señaló Moreno.

Personal de salud también está afectado

Verónica Núñez se siente apenada por el traslado de sus pacientes, pero, aún peor, preocupada por el futuro de los trabajadores del recinto.

Son 26 las personas que trabajan junto a la enfermera, pero tras el traslado de los usuarios de San Isidro se tendrá que reducir el personal a sólo cuatro personas: una enfermera y tres auxiliares.

“Hay una profesional de más de 60 años que se jubiló, pero sigue trabajando aquí porque recibe solo $400.000 de jubilación. Ahora, tendré que elegir entre personas que llevan 10 o 20 años trabajando en San Isidro”, señaló la enfermera.

Lee también: Willy Sabor revela que su padre fue diagnosticado con demencia vascular: “A veces no me reconoce”

Posibilidad de permanecer en el centro

En Fonasa existe la Modalidad de Libre Elección dirigida a sus prestadores, que es un convenio que permite permanecer en el recinto de salud a través de un convenio; según explicó la enfermera.

“Se debe pagar el 20% de la sesión, esto tendría un valor aproximado de $12.360, lo que parece un monto aceptable. Sin embargo, los pacientes tienen alrededor de 13 sesiones al mes, lo que equivale a $167.000 pesos mensuales, que muchos de nuestros pacientes no tienen”, precisó Verónica.

El centro San Isidro no es el único que se encuentra afectado con los nuevos cambios que hizo FONASA respecto al traslado de sus pacientes.  En las redes sociales se han viralizado vídeos y tweets de parte de usuarios de otros sectores quienes no quieren “mudarse a nuevos lugares”.

“Pacientes de diálisis Maipú se manifiestan por decisión arbitraria de FONASA, por reubicación dedocrática por no adjudicación en licitación en su centro de diálisis. En algunos casos pacientes de más de 20 años”, señaló una mujer en su red social.

Lee también: Desde este lunes: ¿A quiénes les corresponde recibir la cuarta dosis contra el COVID-19?

Lee también: Seremi de Salud acude a Convención Constitucional por COVID-19 positivo: Trazan nueve contactos estrechos

Lee también: “En un esfuerzo de producción…”: La inesperada irrupción del Doctor Milagro en Contigo en la Mañana

¿Qué responden desde Fonasa?

En Chile existen más de 22 mil pacientes que se atienden con tratamiento de diálisis. Un 5% de ellos serán trasladados a nuevos centros, lo que equivale a unas 1.300 personas según informaron desde Fonasa.

En una declaración pública emitida este 7 de enero, se explicó que la licitación pública se hizo para poder contratar bajo la Modalidad de Atención Institucional, la oferta privada de prestaciones de diálisis y dar así continuidad a la atención de nuestros beneficiarios, en cumplimiento a las garantías GES.

Según la institución los pacientes fueron derivados a un recinto cercano a su zona geográfica, esto considerando “criterios de calidad y principalmente, en la cercanía del paciente con su centro de diálisis”.

Desde Fonasa advierten que los pacientes deben mantener actualizados sus datos de contacto con el hospital de referencia, puesto que estos son los que realizan las derivaciones respectivas.

Lee tambiénPacientes increpan a doctora que quería ir al baño: “Si no estás capacitada para estar 24 horas parada, no vengas”

Tags:

Deja tu comentario