Por Nicolás Krumm
{"multiple":false,"video":{"key":"b47UGAmP48","duration":"00:12:01","type":"video","download":""}}
  • VIDEO RELACIONADO – Soledad Álamos habla sobre discapacidad y constituyente (12:01)

Corría el año 2008 cuando Sebastián Roa tenía 19 años y se dedicaba a la carpintería. Un día en su trabajo sufrió un accidente con cables de alta tensión, lo que le ocasionó graves lesiones a tal punto que los médicos debieron amputarle sus cuatro extremidades. La vida de este joven cambió rotundamente, pero así y todo, sus ganas por salir adelante siempre prevalecieron.

“Después de haber pasado más de una semana en coma, desperté y ya no tenía piernas ni brazos. Me cambió la vida, pero de todas formas siempre he tenido las ganas de luchar, de trabajar y de preocuparme por los míos. Hoy, de hecho, estoy intentando buscar pega porque vivo con mis abuelos, ellos están delicados de salud y nos cuesta mucho llegar a fin de mes con la pensión”, declara Sebastián.

Viviendo en la ciudad de Puerto Montt y ya con 31 años, Sebastián asegura que no ha sido fácil la vejez para sus abuelos en esta última etapa, ya que su abuelo (78) debe usar constantemente una muleta por una lesión en su pierna y que su abuela, de 68 años, padece Alzheimer y requiere de especial atención.

“Cuando mi abuelo dejó de trabajar, por razones de edad y salud, fue todo más complicado porque con nuestras pensiones no es mucho lo que podemos hacer. Yo estuve trabajando un tiempo como encargado de una central de comunicaciones, pero después a la empresa no le fue bien y perdí el trabajo. Hoy, la verdad, no sé cómo poder ayudar a mis abuelos”, cuenta.

Lee también: Director Nacional del Senadis habló del uso de accesos preferenciales

Roa además asegura que desde que comenzó su etapa de recuperación, luego de su accidente, pensó en que este duro golpe no le condicionaría su forma de ser o hacer las cosas, y, por lo mismo, nunca decidió pedir ayuda o acercarse a alguna institución del estado para ser orientado. Incluso, asegura que recién este año sacó su carnet de invalidez.

Nunca quise que me vieran con lástima o andar mendigando ayuda, la verdad, no quería sentirme así. Pero al final me di cuenta que es importante sentirse apoyado, buscar alternativas. Sobre todo porque hoy más que una ayuda para mí, también será directamente ayuda para mis abuelos”, asegura.

Desde el Servicio Nacional de la Discapacidad, a través de sus oficinas en la Región de Los Lagos, ya están en conocimiento del caso de Sebastián e incluso ya están en conversaciones con él para poder apoyarlo.

“Tomamos conocimiento del caso de Sebastián y lo contactamos para conocer sus necesidades en específico. En los próximos días lo visitaremos en su domicilio, para entregarle la información que requiere y activaremos una red de apoyo con el CESFAM Antonio Varas y el SERVIU de Los Lagos, en lo referente a la postulación de subsidio para la vivienda”, asegura Jessica Droppelmann, directora regional de Senadis Los Lagos.

Desde la misma institución aseguran que en ocasiones la gente desconoce del apoyo que pueden brindar en estos casos y, por lo mismo, hacen la invitación a través de su directora regional. “Hacemos el llamado a que las personas con discapacidad que necesiten apoyo y orientación se contacten con nuestras Direcciones Regionales a lo largo del país”, declara Droppelmann.

Lee también: Lanzan “Cuenta Conmigo”, iniciativa para que la comunidad apoye a adultos mayores en la emergencia sanitaria

Por otra parte, desde el Servicio Nacional del Adulto Mayor están al tanto del caso de Sebastián y sus abuelos, quienes desde el 28 de septiembre ya comenzaron a trabajar con la activación de redes, a través de la municipalidad para que se trabaje constantemente en apoyo y ayuda en los cuidados de esta pareja de abuelos.

“Nosotros recibimos el caso y al día siguiente comenzamos a trabajar en ello. Lo que se hace es que Senama coordina con la municipalidad y a través de una fundación vamos a poder hacer visitas a la casa de esta pareja para poder prestarle ayuda en los cuidados que requieran”, apunta Mauricio Aroca, coordinador Senama de Los Lagos.

Desde Senama aseguran que esta gestión apunta directamente a un plan que ya idearon y que, en el caso de la Región de Los Lagos, a partir de fin de año ya comenzaría a tener efecto y que han denominado como Programa de Cuidadores Domiciliarios, quienes estarán a cargo de darle especial atención al adulto mayor.

Lee también: “Mi Decisión”: La iniciativa que busca potenciar el empoderamiento de personas con discapacidad

La idea es que estos cuidadores domiciliarios logren darle atención y apoyo para la realización de las distintas actividades de la vida diaria de un adulto mayor a quienes tengan moderada o severa dependencia”, concluye Aroca.

Tags:

Deja tu comentario