Por María Luisa Carrión
{"multiple":false,"video":{"key":"oVr4zljNR0","duration":"00:10:55","type":"video","download":""}}
  • VIDEO RELACIONADO – Entrevista a Carolina Goic por Ley del Cáncer (10:55)

Que se pongan la mano en el corazón. La única posibilidad de vida de mi hija es el trasplante. Necesitamos de mucha ayuda, de mucha solidaridad, de mucho amor”, pide Camila Meza, mamá de Colomba, una niña de 3 años que lucha por salir adelante.

Hace unos días, Colomba celebró Halloween en el Hospital de Concepción, donde está a la espera de los resultados de la cruzada que sus padres, amigos y familiares iniciaron en Chillán y extendieron por las redes sociales.

Necesitan reunir $200 millones para poder realizar un trasplante de médula ósea. El 29 de abril de este año, Colomba fue diagnosticada con una leucemia linfoblástica aguda y hace unas semanas tuvo una recaída. Los doctores les confirmaron que el procedimiento era la única alternativa posible.

“Colomba siempre fue una niña sana. Nunca presentó ninguna enfermedad, incluso nunca se enfermaba, ni se resfriaba. Era súper sana y empezó con fiebre, con dolores de la guatita, tenía moretones en el cuerpo y así nosotros la llevamos a la pediatra”, recuerda su mamá.

De ahí todo ha sido cuesta arriba. Camila debió dejar sus estudios de Técnico en Educación Parvularia. Manuel, el papá, está acogido a la Ley de Protección del Empleo y, por lo tanto, con contrato laboral suspendido.

Desde abril deben pagar arriendo en Concepción, dejando atrás su natal Chillán, para estar más cerca del centro médico. Recuerda Camila que, por ejemplo, a comienzos de mayo, Colomba estuvo casi tres semanas en la UCI conectada a ventilador mecánico.

Las rifas y las donaciones han sido un pilar fundamental para que esta familia pueda sostenerse económicamente todos estos meses y son las esperanza para poder realizar de manera más rápida el trasplante de médula ósea que Colomba necesita.

“El trasplante se hace sí o sí en Santiago. El AUGE sí lo cubre. Lo que pasa es el tiempo. El sistema público es mucho más lento y es menos amplia la búsqueda de un donante. Nosotros hemos investigado, hemos hablado con fundaciones y la mejor opción es derivarla al sistema particular, porque la leucemia de la Colomba es súper agresiva. Ella puede volver a recaer en cualquier momento”, nos cuenta Camila desde Concepción.

Lee tambiénNiño de 8 años con enfermedad degenerativa al cerebro necesita medicamento que vale $370 millones anuales

Carrera contra el tiempo

Por el temor a una nueva recaída es que su familia, apoyada por un grupo de amigos, inició una campaña para poder reunir el dinero y trasladar a Colomba a una clínica en la Región Metropolitana para realizar el trasplante.

“Ante esa necesidad de dinero, las compañeras de Camila del colegio, las que la conocemos desde chica, desde kínder, sacamos el Instagram, comenzamos a canalizar la ayuda. Mucha gente se nos ha acercado o han hecho sus rifas de forma particular”, relata Tamara Jara.

Camila reconoce que aún la meta está lejos y por eso pide que todos quienes puedan se sumen a esta campaña para poder realizar este procedimiento. Llamado al que se suma Tamara.

“Es una lata, pero lo que más se necesita es plata. Si bien uno valora mucho las muestras de afecto y los buenos deseos, lo primordial en este momento es poder recaudar una suma muy alta y, por eso, los invito a acercarse a las redes, al Instagram, para que puedan conocer la historia de ella y puedan hacer su donación”, asegura la joven.

En la búsqueda por un donante compatible, los papás de Colomba están a la espera de los resultados de los exámenes que se hicieron ya hace dos semanas, pero el tiempo sigue corriendo.

Tamara afirma que “ellos quieren agilizar el proceso, porque la situación es grave, lo que menos tienen es tiempo. En el afán de darlo todo por salvar a Colomba están intentando juntar el dinero para llevarla al sistema privado”.

Dinero en el que sólo está considerado el tratamiento médico, porque la familia también tendrá que costear la estadía y demás gastos asociados en la Región Metropolitana, una vez que logren concretar el traslado.

Lee también“Imposible comprarlo”: Pacientes piden que fibrosis pulmonar idiopática tenga cobertura del Estado

Trasplante de médula ósea

Según la Fundación DKMS, que se dedica a generar conciencia sobre el cáncer de sangre y a registrar potenciales donantes de células madres, cada 35 segundos alguien en el mundo es diagnosticado con esta enfermedad y muchos de ellos son niños y adolescentes.

En tanto, cifras de la Clínica Santa María dan cuenta de que, en el caso de los niños, aproximadamente el 10% de los que tienen cáncer a la sangre necesitan un trasplante de médula ósea. Se calcula que cada año se realizan más de 50 mil intervenciones de este tipo a nivel mundial.

El “pero” es encontrar a una persona compatible que pueda ser el donante. De hecho, la misma Fundación DKMS señala que 1 de cada 7 pacientes en el mundo no encuentra un donante.

La indicación de trasplante en niños en el caso de las leucemias corresponde a un alotrasplante, que puede ser de un donante relacionado o de un donante no relacionado”, indica el doctor Nicolás Rojas Del Río, oncólogo infantil de la Clínica Dávila.

Un alotrasplante es cuando las células madres provienen de una persona distinta al paciente.

Lee tambiénRechazan 17 licencias médicas a una mujer trasplantada ya que recibe pensión de invalidez

Agrega el especialista que estos trasplantes se dan cuando “nosotros sabemos que van a responder mal a los tratamientos habituales y se les ofrece esta quimioterapia más intensa con este rescate, con esta infusión de progenitores hematopoyéticos o bien en recaídas, en pacientes que ya tuvieron una leucemia y se intentó el tratamiento estándar o habitual y volvió a aparecer esta leucemia y esos son pacientes que tienen indicación de trasplante de médula ósea”.

Ahora, ¿qué es un trasplante de médula ósea?

“El nombre técnico es un trasplante de progenitores hematopoyéticos”, sostiene el oncólogo de la Clínica Dávila y añade que “consiste en una técnica en que la que se aplica una quimioterapia y/o radioterapia de manera de eliminar la médula ósea o la capacidad de formar sangre del paciente cuando esta tiene algún defecto, como en el caso de las leucemias, y así poder ponerle al paciente progenitores hematopoyéticos que son células madres capaces de generar nuevamente las células de la sangre, pero sin la enfermedad”.

Procedimiento que es la esperanza para Colomba y su familia, para que esta niña vuelva a jugar, sonreír y crecer con tranquilidad.

Tags:

Deja tu comentario