“Esto no es vida”: El desesperado llamado de vecinos de Isla de Maipo por plaga de moscas y malos olores

Residentes del sector acusan un "problema de salubridad grave" debido a la instalación de plantas de tratamiento de aguas servidas y faenadoras de cerdos, generando una agobiante situación que afecta su calidad de vida. "No somos una zona de sacrificio y no estamos dispuestos a serlo", afirmó una vecina en conversación con CHV Noticias.

cristobal-galleguillos
Por Cristóbal Galleguillos
“Esto no es vida”: El desesperado llamado de vecinos de Isla de Maipo por plaga de moscas y malos olores Captura de video
  • Enlace copiado

Isla de Maipo se caracteriza por ser una comuna tranquila, donde sus habitantes son personas que provienen de otros sectores buscando apartarse del ruido y el ritmo caótico de la capital. Sin embargo, hace unos años un grupo de vecinos vive un verdadero calvario.

Residentes del sector La Islita, denuncian que producto de las labores en viñedos, plantas de tratamiento de aguas servidas y faenadoras de cerdos, deben soportar una constante plaga de moscas y malos olores que han menguado su calidad de vida.

Tal es el caso de Macarena Correa (53), quien vive junto a su esposo en esta zona hace más de nueve años. “A poco andar de que llegamos nos dimos cuenta de este problema, el que disminuye en el verano porque tenemos mucho viento de costa. Pero en temporada de otoño-invierno es espantoso, el olor no es solamente a chancho, sino que por las noches huele a podrido, como a perro muerto pero intensísimo“, relata a CHV Noticias.

La mujer cuenta que esta situación les ha afectado en su diario vivir e incluso los ha imposibilitado de realizar actividades recreativas. “No podemos hacer los típicos asados de verano o las reuniones de amigos, porque el nivel de moscas es ridículo. Comer carne casi no se puede, porque siempre debes comer con una mano, ya que la otra está permanentemente ocupada para espantarlas. Horroroso. He tenido visitas muy cercanas y no lo pueden creer”, sostiene.

Gastamos desodorante matamoscas cada dos días, en el verano duran solo uno. Y todo lo que conlleva barrer y limpiar todas las superficies llenas de moscas. Sacas palas llenas de bichos”, dice frustrada.

Por lo anterior, vecinos se las han ingeniado para combatir este problema, implementando trampas que llegan a acumular cerca de dos kilos de moscas al día. “Tenemos un chat de la comunidad y mucha gente dice que los niños se están enfermando del estómago y no sabemos por qué,. Hay un problema de salubridad grave, que es físico y mental“.

Cedida

“No somos una zona de sacrificio”

“Hay otras formas de contaminación en la zona, como la extracción de áridos que está dejando la embarrada en los bordes de ríos, las viñas y otras plantaciones donde ponen cualquier tipo de abono y también producen malos olores. Pero lo más grave para el diario vivir es el tema de las chancherías, que es un descaro atroz“, afirma Macarena.

La mujer sostiene que esta situación “ha ido in crescendo”, tanto así que ha nacido un colectivo llamado “Movimiento No + Moscas”, conformado por habitantes de esta zona de Isla de Maipo. Hace unos meses, protagonizaron una manifestación frente al municipio, lo que derivó a una conversación con el alcalde Juan Pablo Olave.

Nos dijo que iban a crear una mesa de trabajo tripartita, donde participaría la municipalidad, nosotros como ciudadanos y la empresa privada”, señala la vecina. No obstante, asegura que esta promesa no se ha cumplido hasta el momento.

Existe una regulación medioambiental, el tema es que no se cumple. Todo lo relacionado a las revisiones municipales o de seremi, tampoco se cumplen. Vienen, se paran en la esquina y dicen ‘no, no hay mosca o malos olores’ y se van. Tienen que venir a la hora que nosotros le decimos que hay olores”, reclama.

Según indica, esta situación de malos olores ocurre principalmente en la noche  aunque muchas veces se extiende durante toda la mañana. “Es como tener las manos atadas, yo no soy la única. Hay gente que se vino a vivir con niños, a disfrutar del aire y ahora tienen que estar encerrados”.

“Una amiga me envió fotos de su hijo tomando once con un matamoscas en la mano, tiene tres años y ha pasado varias veces con problemas estomacales. Esto no es vida. Nosotros no somos una zona de sacrificio y no estamos dispuestos a serlo”, agrega.

Respuesta del municipio

CHV Noticias tomó contacto con el alcalde de Isla de Maipo, Juan Pablo Olave, quien indicar que “estamos al tanto de una problemática comunal bastante recurrente e histórica“.

“Nosotros asumimos la gestión el año pasado, en el mes de junio, y a la fecha el tema de las moscas ha sido uno de los que empezamos abordar con nuestro equipo, a través del Departamento de Medioambiente y procedimos a crear la Dirección de Medioambiente, a través de las cuales hemos podido adoptar ciertas medidas”, agregó.

El jefe comunal indica que se han implementado una serie de acciones dentro de los primeros 10 meses de su gestión, entre ellas una encuesta ciudadana para identificar los puntos más críticos. Por otra parte, confirmó la obtención de más de $300 millones del Gobierno Regional para el mejoramiento de las plantas de tratamiento con funcionamiento defectuoso o poco eficiente.

Por esta razón, se levantaron observaciones ante el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA), enfocadas en dos empresas agrícolas ganaderas de cerdo: Agrícola Los Tilos, que se encuentra sometida a proceso sancionatorio, y Agrícola La Islita, que obtuvo calificación favorable pero anunció su retiro de la comuna a partir de mayo.

Son más de 9 mil cerdos que en mayo de este año van a dejar de coexistir con los vecinos de la comuna y eso, obviamente, va a disminuir significativamente el vector más importante de moscas que tenemos en la comuna, que son estas tremendas industrias chancheras”, enfatizó.

En la misma línea, la autoridad tildó a la normativa ambiental vigente como “bastante débil”, ya que “los estamentos que hoy día tienen el poder de inyectar recursos y de fiscalizar son gubernamentales”.

“Tampoco queremos que nuestra comuna siga siendo una zona de sacrificio. Mi llamado es que los vecinos comprendan que para hacer una mesa de trabajo más fructífera, necesitamos del apoyo del gobierno a través de la Seremi de Salud y la Superintendencia de Medioambiente“, recalcó Olave.

En ese sentido, instó a retomar las conversaciones para el establecimiento de una mesa de trabajo, donde además de incluir a vecinos, empresas involucradas y el municipio, también estén integradas las autoridades sanitarias de Gobierno.

“Mi llamado es a seguir abriendo las puertas, en el sentido de que podamos sentar a todos los actores en la mesa y que las autoridades del distrito, concejo municipal, vecinos y el gobierno puedan ayudar. Hoy día podemos hacer un paquete de medidas nutridas respecto a mitigación, pero la solución de fondo y la pelota la siguen teniendo los actores centrales“, subrayó.


  • Enlace copiado
Lo más visto