Por Alejandro Sepúlveda Jara
{"multiple":false,"video":{"key":"bMjgpA","duration":"00:01:46","type":"video","download":""}}

Mal tiempo. La ausencia de lluvias, la abundancia de heladas y las tardes cálidas son sinónimo de “mal tiempo”, de acuerdo con las circunstancias de sequía extrema que afectan a gran parte del país. En lo que va del año, entre las regiones de Coquimbo y Magallanes el déficit de precipitaciones alcanza 55%; mientras que entre La Serena y Curicó estamos al debe en 70%.

Santiago suma 78,1 milímetros de agua caída este año (-66%), pero de esta cifra, 40 se acumularon durante las lluvias estivales de fines de enero, es decir, en lo que va del otoño e invierno sólo han caído 38,1 milímetros. Y las proyecciones no son halagüeñas.

“No se ven posibilidades de lluvias, al menos, para los próximos 10 días en la zona central del país debido a una alta presión de bloqueo que impide la llegada de sistemas frontales”, señala Arnaldo Zúñiga de la Dirección Meteorológica de Chile (DMC).

Lee también: Vecinos de Nogales denuncian que pese a fallo de la Corte Suprema no les entregan agua

De acuerdo con los datos históricos (1931-2020) de la DMC, el promedio de agua caída durante los julios en Santiago es 68 milímetros. Este mes registra 0,6 milímetros transformándose en el tercer julio más seco para la capital después de 1950 (0,1 mm) y 1998 (0,2 mm). Esto es “muy preocupante, ya que históricamente los meses más lluviosos en la zona central son junio y julio. El escenario no es bueno”, advierte el meteorólogo.

Frío y calor extremos

La ausencia de lluvias, y por ende de nubosidad, han dejado el cielo descubierto y a merced de las heladas este invierno. Hasta este jueves (29 de julio), Santiago registra 11 madrugadas con mínimas de 0 o menos grados, y de ellas, 8 se han concretado durante el presente mes. Una cifra alta considerando que el promedio anual de heladas en la capital es de 9.

Por lo mismo, lo más probable es que este mes de 2021 se corone como el julio con el promedio de la temperatura mínima más bajo en, por lo menos, 50 años sobre Santiago con una media de 14,1° hasta hoy dejando atrás el julio de 2010 que promedió 1,5°.

De contra partida, el dominio de las altas presiones ha generado vientos cálidos del Este (Terral o Raco) que han subido las temperaturas máximas. De hecho, lo más probable es que este julio alcance la media histórica más alta desde que hay registros (1914) superando los 18,8° de 1924.

Lee también: Sobregiro ecológico 2021: ¡Ya devoramos los elementos naturales que nos debían alcanzar hasta fin de año!

Parte de las consecuencias de estas tardes cálidas son el derretimiento de la poca nieve que aún existe en la cordillera andina (84% de déficit a la fecha), también de los indefensos y maltratados glaciares, y el aumento de la evaporación de las reservas de agua.

Durante la ola de calor de la semana pasada (18 al 22 de julio) “la altitud promedio de la isoterma 0 en la zona central fue de 4.000 metros siendo que la media de julio es 3.400 metros. Esto es muy alto”, revela Ricardo Vásquez, meteorólogo de la Oficina de Cambio Climático de la DMC.

“La nieve y los glaciares reflejan la radiación del sol, pero al derretirse, la superficie terrestre oscura absorbe más radiación, por lo que se exacerba el calentamiento global. Por lo mismo en la cordillera es en donde más está subiendo la temperatura en Chile”, afirma el especialista.

Lee también: Descartan riesgo de tsunami en Chile: Terremoto de 8,2 sacudió la costa de Alaska

Sigue el mal tiempo

Sin lluvias a la vista para los próximos 10 días en la zona central, lo más probable es que agosto comience con una nueva ola de calor, por lo cual los termómetros podrían superar 30° de máxima en el interior del tramo.

El nuevo mes empezará con “temperaturas altas que rondarán con 26-28° grados en Santiago. Este domingo (1 agosto) y lunes (2 agosto) debiesen ser las tardes más cálidas, aunque eso dependerá de si ingresa o no la humedad de la vaguada costera a los valles. De no ingresar, las temperaturas seguirán altas por más días”, pronostica Arnaldo Zúñiga.

En lo inmediato, este viernes (30 de julio) caerán chubascos desde La Araucanía al sur y nevará en parte de la cordillera del norte grande. Es lo único en cuanto a precipitaciones por el momento, es decir, por ahora continúa el “mal tiempo”.

Tags:

Deja tu comentario