Chequeado: Tras dichos de Elisa Loncon, es falso que la Constitución actual no se pueda modificar

El 9 de julio se viralizó un video donde la ex presidenta de la Convención Constitucional asegura que la Carta Magna vigente “no tiene ninguna posibilidad de ser reformada”. Sin embargo esta afirmación es falsa: la Constitución actual sí se puede modificar con un quórum de 3/5 o 2/3 de los parlamentarios en ejercicio. De hecho, hasta la fecha ya se han realizado 54 reformas. Loncon aclaró que en realidad se refería a la propuesta de adherentes del Rechazo que proponen votar en contra de la propuesta de nueva Constitución y reformar la vigente.

antonia-flores-y-rocio-romero
Por Antonia Flores y Rocío Romero
{"multiple":false,"video":{"key":"czxCuDUA6ks","duration":"00:01:22","type":"video","download":""}}
  • Enlace copiado

“La Constitución del 80 no tiene ninguna posibilidad de ser reformada, es la mentira más grande que andan diciendo”, dijo Elisa Loncon sobre la actual Constitución en la actividad “Ciclo Constituyente: camino al plebiscito”, organizada por el Instituto Profesional Los Lagos, en la ciudad de Quillota.

El video de 22 segundos que se viralizó en Twitter, es un extracto del registro original publicado por la ex convencional mapuche en su perfil de Instagram. En este, la académica menciona también que si se rechaza la propuesta de nueva Constitución, se mantendrá el texto actual.

Contrario a lo que dijo Loncon, la Carta Magna vigente ha sido reformada 54 veces desde su creación el año 1980.

Por ejemplo, en 2005 durante el gobierno del expresidente Ricardo Lagos la Carta Fundamental fue modificada en materias de duración del periodo presidencial, cargo de senadores vitalicios, rol de las Fuerzas Armadas y las atribuciones del presidente de turno, en virtud de la Ley 20.050.

Las reformas constitucionales requieren quórums supra mayoritarios  y pueden ser presentadas por el Presidente de la República o por los congresistas, según indica el Artículo 127 de la Constitución actual.

De acuerdo a esa norma, el proyecto de reforma necesitará “el voto conforme de las tres quintas partes de los diputados y senadores en ejercicio” para ser aprobado. Pero, en el caso de ser una modificación a los capítulos I, III, VIII, XI, XII o XV del texto constitucional, necesitará “la aprobación de las dos terceras partes de los diputados y senadores en ejercicio”.

Por otro lado,  la Ley 21.200, promulgada el año 2019, fue la encargada de modificar el Capítulo XV del actual texto constitucional, “con el propósito de establecer un procedimiento para elaborar una nueva Constitución de la República”.

Elisa Loncon mencionó a este medio que sus dichos en el video hacen referencia a los adherentes de la opción Rechazo, quienes postulan que debe rechazarse la propuesta constitucional para modificar la Carta Magna vigente.

Asimismo, afirmó que es técnica y formalmente posible hacer cambios a la actual Constitución por la vía de los 2/3 y que renovar el existente Estado Subsidiario por un Estado Social de Derecho implica “reorganizar el poder y distribuirlo”, lo que a su parecer no es posible: “La correlación de fuerzas implica tener acuerdos transversales que alcancen ese quórum, y esto ha impedido hacer los avances constitucionales a lo largo de los 30 años”.

El abogado constitucionalista Tomás Jordán señaló que si se revisa la historia legislativa del país, las reformas siempre han estado determinadas por aquellos que tienen los votos necesarios para llevar a cabo los cambios. En este sentido, afirmó que las modificaciones están condicionadas por quienes no están a favor de que se cambie la Constitución, los tienen una especie de “veto”. 

Por lo anterior, las y los senadores Ximena Rincón, Pedro Araya, Iván Flores y Matías Walker presentaron una moción para rebajar el quórum a 4/7. La iniciativa ya fue discutida en la Comisión de Constitución del Senado el 5 de julio, pero aún debe ser votada en la Sala del órgano.

A pesar de que se podrían reducir los quórums, Javier Couso, abogado y profesor titular de la Universidad Diego Portales (UDP), comentó que esto no tendría un gran impacto en la voluntad de reformar, puesto que cada vez que se ha modificado la Constitución, ha sido porque los partidos “herederos de la Dictadura” -que favorecen el texto- lo han considerado como “oportuno”. Por esto, en caso de que se rechace la propuesta constitucional, el experto indicó que “con el control que tiene la derecha, que es la mitad del Senado, no va a haber ninguna reforma sin que le parezca adecuada a la derecha”.

*Este artículo corresponde a una colaboración entre Verifica UDP, de la Escuela de Periodismo UDP y CHV Noticias.


  • Enlace copiado
Lo más visto