Por Macarena Miranda
Agencia Uno

A sus 77 años, Jorge Arroyo se desempeña como conserje en un edificio en Ñuñoa. Apenas conoció de la pandemia del coronavirus, tomó las medidas necesarias para su autocuidado.

Primero en casa, donde conversó con su familia sobre lo que podían hacer para evitar el contagio y luego en su trabajo, donde “la administración colocó alcohol gel en el acceso del edificio y extremó los cuidados de limpieza y desinfección de espacios comunes”.

En su caso, redobló los cuidados con alcohol gel para su uso personal, mascarillas, guantes y a la limpieza que realiza el personal de aseo. “Yo vuelvo a limpiar las superficies, libros, lápices. Además de indicarle a las personas que al ingresar al ascensor se apliquen alcohol gel para manipular la botonera”, explica.

Lee también: Mónica Rincón: “Si los parques cierran y no se pueden reunir más de 50 personas, ¿por qué no cierran los malls?”

Como por su trabajo tiene permanente atención a público, con mayor razón se debe preocupar de mantener una distancia de más de un metro con las personas que ingresan al edificio o llegan a la conserjería a preguntar algo.

“Uno tiene que cuidarse, el chileno a veces no toma en serio estas cosas y, en gran medida, depende de cada uno de nosotros, que no se expanda más el virus”, dice.

Su preocupación va más allá del trabajo. “Es con toda la familia, con todas las personas que uno se encuentra. Hay que tomar conciencia de lo que está pasando y precauciones del caso“, asevera Jorge.

Planes de desinfección

En los edificios multifamily operados por Assetplan determinaron un programa de prevención del virus que contempla la desinfección de espacios comunes en forma constante, al igual que los accesos.

Estos edificios de un solo dueño son destinados al arriendo, por lo que el flujo de personas es alto y, por lo mismo, las medidas se extremaron: se cerraron los espacios comunes a partir del 16 de marzo hasta nuevo aviso, la atención de la administración solo se realiza vía telefónica o e-mail y, en lo posible, evitar recibir visitas durante la contingencia.

Gonzalo Cabezas, gerente de operaciones de Assetplan, es enfático al señalar que “en el contexto que estamos viviendo en Chile, donde la cantidad de contagios ha ido en sostenido aumento y donde también creemos que esto debe entenderse en forma colectiva y no particular, es que hemos tomado varias medidas de prevención en nuestros edificios para proteger a nuestros arrendatarios”.

Lee también: Denuncian que chofer del recorrido 385 del Transantiago salió a trabajar contagiado del COVID-19

“Hemos implementado planes de desinfección en los tramos de mayor tránsito de los edificios, que comprende la puerta y el hall de ascensores del piso 1. Aquí se disponen rutinas de limpieza cada una hora, priorizando estos espacios y se disponen dispensadores de alcohol gel en varios puntos, de manera que la gente tenga acceso a este producto por estos días escaso en farmacias y otros lugares de venta”, sostiene.

Cabezas explica que cerraron espacios comunes, quinchos y salones multiusos para evitar la interacción de nuestros residentes de manera de evitar la proliferación de coronavirus dentro y fuera de los edificios”.

“Por otra parte, si alguno de los residentes presenta algún síntoma y debe quedarse dentro del departamento, le solicitamos que evite la salida del mismo, de manera tal que, en caso de ir a algún centro de atención, debe avisar a la administración para bloquear el ascensor y así esta persona pueda viajar de manera exclusiva para evitar el contacto con otros residente”, relata.

La ACHS recomienda

Rodrigo Barahona, especialista senior de la Asociación Chilena de Seguridad (ACHS), recomienda que las comunidades de edificios aumenten la limpieza de las áreas comunes.

En lo que respecta a movilidad vertical (ascensores), explica que es fundamental la limpieza continua de botoneras y que los propietarios no marquen los pisos con sus manos, sino que con otros elementos. “Una llave, una madera, lo que fuera para evitar contagios”, plantea.

A su vez, llama a evitar subir en grupos a los ascensores para efectos de mantener una distancia mayor, que no haya contacto en espacios comunes y mantener una limpieza continua.

Lee también: Ministro Sichel y personas en situación de calle ante coronavirus: “Vamos a tener que duplicar la capacidad de refugios”

En lo que respecta a piscinas, salas de eventos y gimnasios, la ACHS llama a restringir su uso para evitar proximidades de personas en estos espacios.

Todas recomendaciones en las que también coinciden los administradores de edificios, quienes han dado instrucciones a sus conserjes y personal de aseo para reforzar la limpieza. La prevención de la pandemia del COVID-19 nos compete a todos por igual.

Tags:

Deja tu comentario