{"multiple":false,"video":{"key":"czoSJJrc5D1","duration":"00:01:58","type":"video","download":""}}
VIDEO RELACIONADO –  Estudio proyecta 12 mil muertos por COVID-19 en el país (01:58)

Mientras que el Ministerio de Salud (Minsal) informaba 806 personas muertas por COVID-19 al 25 de mayo, el Registro Civil presentaba 869 decesos cuya causa era el nuevo coronavirus.

Según Ciper Chile, el servicio también inscribió otras 316 muertes bajo “sospecha” u “observación” de ser un caso de COVID-19, o cuyo examen PCR para confirmar el contagio estaba aún pendiente.

Esta cifra de 869 fallecimientos entre el 1 de marzo y el 25 de mayo presentan la certificación de un médico en la que se indica que se detectó la presencia del virus. En tanto, los otros 316 casos fueron ingresados con las anotaciones que los funcionarios de la salud hicieron, en las que se sostiene que podrían ser casos de personas infectadas.

El medio de investigación hace énfasis en que, si bien las cifras entregadas por el Servicio de Registro Civil e Identificación (Srcei) son preliminares, dado que requieren el escrutinio del Departamento de Estadísticas e Información de Salud del Minsal (DEIS), pueden aportar información de interés público.

Lee también: Peak en UCI se alcanzaría el 23 de junio con 3.500 pacientes, según proyección de U. de Chile

El ministro de Salud, Jaime Mañalich, admitió que existe una diferencia acumulada de muertes, pero que no sería mayor a diez casos.

“Al día de hoy (27 de mayo), Epivigila tiene registro sólo de 395 fallecidos comprobados. El resto tenemos que diariamente completarlo cumpliendo dos condiciones: certificado de defunción que mencione COVID en cualquier forma, más un informe PCR positivo en la base de datos de laboratorio. Esta última condición genera un desfase de más o menos cuatro días y una falta de precisión de 10 casos“, afirmó Mañalich.

En esa línea, agregó el secretario de Estado, la diferencia de 63 casos confirmados podría deberse que una doctora o doctor haya anotado que el virus fue el causante de su defunción basándose en la observación clínica, pero sin el examen PCR que lo compruebe.

Anteriormente, el 15 de mayo, Mañalich hizo un llamado a “certificar la fuente de los datos” al ser consultado por diferencias entre cifras del Registro Civil y el Minsal respecto a los fallecimientos por “enfermedad respiratoria”.

Lee también: Mañalich dijo que fórmulas de proyección por COVID-19 “se han derrumbado como castillo de naipes”

Con todo, Ciper Chile sostiene que tras revisar el registro entregado por el Srcei, efectivamente entre el 1 de marzo y el 25 de mayo serían 869 los muertos por COVID-19, y no 806.

Al registrarse el fallecimiento de una persona se pueden consignar hasta tres causales de muerte. La primera es la causa inmediata, que se refiere a la enfermedad o condición que produjo directamente la muerte; causa originaria, o sea, enfermedades, lesiones, tipos de accidentes u otro que haya ocasionado la causa inmediata; y la segunda causa originaria, apartado disponible para otros motivos de este tipo.

Por ejemplo, si alguien fue ingresado con una causa inmediata “insuficiencia respiratoria” y causa originaria “COVID-19”, tal caso es contado como una muerte por el coronavirus.

Tags:

Deja tu comentario