FOTO: AGENCIA UNO

Si bien son varias las personas que le han ganado la batalla al coronavirus, las secuelas que deja esta enfermedad son otras de las cosas que hay que preocuparse.

En ese sentido, realizar ejercicio físico es de vital importancia para poder tener una buena recuperación, sobre todo de quienes estuvieron hospitalizados por COVID-19, según explica el Jefe del Centro de Enfermedades Respiratorias de Clínica Bupa Santiago y médico broncopulmonar, Gino Fuentes.

“Hemos visto, sobre todo en los pacientes hospitalizado por COVID, el daño que provoca a largo plazo la inactividad física, desde el punto de vista físico y cardiopulmonar”, señala el médico de Clínica Bupa Santiago.

Lee también: Calendario de vacunación: ¿Cómo sigue el proceso este martes 14 de septiembre?

“Por eso, es muy importante que las personas que se han contagiado de este virus comiencen a moverse en su recuperación, aunque sea a una intensidad baja, idealmente guiados por profesionales de la rehabilitación, que son los kinesiólogos”, continúa Fuentes.

Realizar un chequeo

Dado lo anterior, el experto de Clínica Bupa Santiago enfatiza también en la importancia de que todas las personas que han tenido coronavirus se realicen un chequeo cardiovascular y de la función pulmonar, el que debe estar apoyado por imagenología para ver cómo quedó la estructura del pulmón.

“Dentro de los exámenes habituales están el ecocardiograma, TAC de tórax, función pulmonar (Epirometría, DLCO y Test de caminata 6 minutos) y análisis de sangre, todos disponibles en el centro médico de Clínica Bupa Santiago”, concluye Fuentes.

Tags:

Deja tu comentario