Desde el examen hasta una hospitalización completa: Cuánto puede llegar a costar contagiarse de COVID-19

Dependiendo del convenio de la respectiva Isapre, el test de PCR puede salir gratis. Al momento de entrar en una clínica, la Ley de Urgencias y el CAEC ayudan a los pacientes a cubrir los gastos.

{"multiple":false,"video":{"key":"h7rWuXI91cbs","duration":"00:03:28","type":"video","download":""}}
  • Enlace copiado
VIDEO RELACIONADO – Nuevas medidas para intentar frenar el coronavirus en el Metro (03:28)

Cómo funciona la cobertura de las Isapres frente a las hospitalizaciones por COVID-19 y qué opciones tiene el paciente si sale muy cara la cuenta, son algunas consultas básicas a las que respondió el superintendente de Salud, Patricio Fernández.

En entrevista con LUN, Fernández explicó que las Isapres tienen un 100% de cobertura para el examen PCR en los centros médicos con los que tienen convenio. Para averiguar dónde el examen tiene copago cero, los usuarios deben ingresar a la página web de la institución de salud previsional.

En caso de realizar el test en un centro de salud que no tenga convenio con la Isapre correspondiente, el precio máximo que pueden cobrar a un paciente es de $25.999. “Al valor indicado se le debe aplicar la bonificación que corresponda por parte de Fonasa, de la institución de salud previsional o sistema previsional que corresponda”, indicó el superintendente. Como toda consulta respiratoria, el copago de una visita por coronavirus depende de la cobertura de la Isapre.

Los datos entregados hasta este punto son relativamente conocidos por los usuarios, sin embargo, al hablar de una eventual hospitalización existen más dudas. Al respecto, la autoridad explicó que “puede pasar que el paciente llegue a la clínica con una complicación grave de salud. Allí entra la Ley de Urgencias, que rige para el sistema privado y público”.

Lee también: ¿Problema con el despacho de tu compra online? Sigue esta guía para denunciar en el Sernac

Dicha ley opera en caso de que el paciente esté en riesgo vital o tenga una secuela funcional grave, lo cual es determinado por el diagnóstico médico. Implica tres beneficios: “no pueden negarte la atención porque estás en riesgo vial, no pueden pedirte documentos en garantía y no tienes que pagarle nada a la clínica”. En este caso el afiliado debe pagar después directamente a la Isapre. “Nunca sale gratis”, advierte el superintendente.

Para pagar, las Isapres tienen facilidades de pago: “puedes pagarle dentro de lo que te cobran como cotización y nunca puede exceder el 5% de tu renta imponible, por lo que terminas pagando en cuotas esa cuenta. Osea, además de pagar el plan, pagas la cuenta”.

¿Qué pasa si sale muy cara la cuenta? Una vez que el paciente se estabiliza y sale de riesgo vital y el médico determina que no quedó con secuela funcional grave, debe decidir si se mantiene o no en esa clínica. Fernández explica que si se queda en ese centro de salud, va a pagar de acuerdo a su plan todas las prestaciones que vengan. Sin embargo, también puede activar la Cobertura Adicional para Enfermedades Catastróficas (CAEC), que es “una suerte de seguro catastrófico y todos los afiliados a Isapres lo tiene”. 

El CAEC evita los grandes gastos que pueda implicar la cuenta y se activa vía telefónica, por correo electrónico o por medio de un familiar. “El CAEC dice que la cuenta va a estar cubierta y el paciente sólo va a tener que pagar un deducible, que va entre las 60 UF (1.722.991) y un máximo de 126 UF ($3.619.542). No importa el tiempo que esté en la clínica. Es lo único que pagará la persona, independiente de todos los gastos derivados”, afirma la autoridad.


  • Enlace copiado
Lo más visto