{"multiple":false,"video":{"key":"b46D8Mw79r","duration":"00:05:58","type":"video","download":""}}
VIDEO RELACIONADO – Resumen internacional por COVID-19 (05:58)

Las últimas tres semanas han marcado uno de los períodos más devastadores de la historia para el mercado laboral estadounidense, ya que por primera vez el cobro de beneficios de desempleo ha aumentado más del 3,000% desde principios de marzo.

Mientras las empresas continúan despidiendo trabajadores en medio del brote de coronavirus, 6.6 millones de trabajadores estadounidenses solicitaron su primera semana de beneficios de desempleo durante la semana pasada, un nuevo récord histórico.

La cifra superó el 3,000% de los niveles previos a la pandemia y fue mucho mayor de lo que esperaban los economistas, quienes caracterizaron el aumento como “monstruoso”, “asombrosamente horrible” y “un retrato del desastre”.

Lee también: Estados Unidos vivió su peor jornada desde el inicio del brote de coronavirus: 884 fallecidos en 24 horas

Incluyendo los 3.3 millones de reclamos hechos la semana anterior, los estadounidenses han presentado casi 10 millones de reclamos por desempleo sólo en las últimas dos semanas.

Las reclamaciones por seguros de cesantía, que habían estado rondando las 200 mil cada semana antes del brote de coronavirus, sugieren una fuerte disminución del mercado laboral que casi ningún estadounidense vivo ha visto en su vida.

Este “cambio tectónico” en el mercado laboral estadounidense “implicó una tasa de desempleo en tiempo real de 10.1% como mínimo”, sostiene Joseph Brusuelas, economista jefe de RSM.

Lee también: España supera los 10 mil muertos y registra su mayor alza de desempleo

A medida que las compañías continúen cerrando sus puertas y despidiendo trabajadores para limitar la propagación del coronavirus, más trabajadores necesitarán ayuda del gobierno para llegar a fin de mes.

En ese sentido, Brusuelas piensa que la administración de Trump debería trabajar en un paquete de ayuda fiscal para “apuntar a tapar los agujeros que se están abriendo en los presupuestos estatales y locales, además de las compras de la deuda federal y estatal de la Reserva Federal”.

Mientras, se espera que el informe de empleos de marzo no parezca tan grave. Esto, porque la encuesta concluyó a mediados de mes, antes de que millones de estadounidenses solicitaran beneficios de desempleo por primera vez.

Tags:

Deja tu comentario