{"multiple":false,"video":{"key":"czoxjYjGoNi","duration":"00:13:33","type":"video","download":""}}
VIDEO RELACIONADO – Aislamiento social: Medida clave para “aplanar la curva” del coronavirus (03:35)

Los científicos del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID, con sus siglas en inglés) y parte de los Institutos Nacionales de Salud de EE.UU. intentaron imitar el virus, del COVID-19, de una persona infectada en las superficies cotidianas de un hogar u hospital, como toser o tocar objetos .

Para ello, utilizaron un dispositivo para dispensar un aerosol que duplicaba las gotas microscópicas creadas al toser o estornudar.

Lee también: Aislamiento social: La medida clave para “aplanar la curva” de la pandemia de coronavirus

Luego, los científicos investigaron cuánto tiempo el virus permaneció infeccioso en estas superficies.

Las pruebas mostraron que cuando el virus es transportado por las gotas liberadas cuando alguien tose o estornuda, sigue siendo viable o puede infectar a las personas en aerosoles durante al menos tres horas.

En plástico y acero inoxidable, se pudo detectar un virus viable después de tres días. En cartón, el virus no fue viable después de 24 horas y en cobre tardó 4 horas en desactivarse.

En términos de vida media, el equipo de investigación descubrió que se necesitan aproximadamente 66 minutos para que la mitad de las partículas de virus pierdan su función si están en una gota de aerosol.

Eso significa que después de otra hora y seis minutos, las tres cuartas partes de las partículas del virus estarán esencialmente inactivadas, pero el 25% seguirá siendo viable.

En el cartón la vida media fue de aproximadamente tres horas y media, pero los investigadores dijeron que había mucha variabilidad en esos resultados “por lo que aconsejamos precaución” al interpretar ese número.

Lee también: Prevención ante coronavirus: Minvu suspende postulación a Subsidio de Arriendo para Adultos Mayores

El menor tiempo de supervivencia fue con cobre, donde la mitad del virus se inactivó en 46 minutos.

La cantidad de virus viable al final de la tercera hora se reducirá al 12.5%, según la investigación dirigida por Neeltje van Doremalen.

Tags:

Deja tu comentario