Por Carolina Véliz

Lejos de las recomendaciones de expertos y autoridades, una gran cantidad de personas asistió a supermercados, ferias libres y distintos puntos del comercio durante el pasado fin de semana. Y es que la necesidad de comprar alimentos para estos días de aislamiento social no deja de ser importante. Sin embargo, llevar a casa comida contaminada también podría enfermarnos.

Lee también: Cuarentena y delivery: Apps triplican su demanda en compras de supermercados y restaurantes

La doctora Rosana Benítez, infectóloga de la Clínica Dávila, lo confirma “está demostrado que cuando estornudas, hablas o toses sobre los alimentos, este virus queda allí por mínimo tres horas, dependiendo del material que éste tenga. Por ejemplo, si se trata de un producto vivo, de su temperatura y también de la cantidad de virus que haya caído sobre él”.

Entonces, existe posibilidad que las frutas y verduras puedan contaminarse en las góndolas de ferias libres, debido a que son espacios expuestos a una gran cantidad de personas y donde no todos los locales poseen lavamanos para higienizarse de manera continua.

Agencia UNO.

Respecto a esto, el toxicólogo Andrei Tchernitchin, presidente del  departamento de Medio Ambiente del Colegio Médico, aseguró que aplicarles alguno de los antisépticos disponibles en el mercado sería suficiente para sanitizar los productos en casa. Aseguró que “si hablamos de una lechuga, lo recomendable es dejar remojando sus hojas en el líquido unos cinco minutos y luego enjuagar”. De todas formas, indicó que el riesgo de contaminación en alimentos era mucho menor que cuando se saluda a alguien de manos.

Desde el Colegio de Nutricionistas están haciendo un llamado a la ciudadanía a estar al tanto de lo que consume. Su presidenta, Cecilia Sepúlveda, recomienda para la limpieza una solución que contenga 1,5 mililitros de cloro, correspondientes a ¾ de una cucharadita, por cada litro de agua.

“Ahí dejas remojando las frutas y las verduras, sobre todo, aquellas de superficie rugosa, que son donde más se alojan los virus y las bacterias. Las puedes dejar 20 minutos, aunque con 10 es suficiente. Luego debes enjuagarlas con abundante agua para que no quede olor a cloro o algunos residuos”, explica Sepúlveda.

Agencia UNO.

La doctora Rossana Benítez agrega que se puede sumar una tercera alternativa de limpieza: el jabón. “El método de lavado no cambia al que se hace con las manos. Agua, jabón y un enjuague. Hay que recordar que, en el caso del jabón, lo que hace es expeler o rechazar las partículas virales. Por lo tanto, deberíamos lavar todos los alimentos, pero hacerlo siempre. No ahora por el virus, porque son muchas las infecciones que se pueden transmitir de la misma manera. La hepatitis, a la tifoidea, etcétera”.

Es importante enfatizar que el contagio no se produce por consumir la comida posiblemente contaminada, sino que por llevarnos las manos con el virus a las vías respiratorias. Por eso, las recomendaciones serán eficaces si están higienizadas y si no se vuelve a tocar los productos ya limpios con las manos sucias.

Tags:

Deja tu comentario