Por Carolina Véliz
{"multiple":false,"video":{"key":"oVrNiJxN9g","duration":"00:04:57","type":"video","download":""}}
VIDEO RELACIONADO – La fiebre no es el principal síntoma del COVID-19 (04:57)

Fue a mediados de marzo que una de las trabajadoras del Centro de Salud Comunitario y Familiar Lastarria, en la comuna de Gorbea, alertó tener fuertes dolores de cabeza.

La semana anterior, el Cecof ubicado en el sector sur de la región de La Araucanía había recibido mascarillas, guantes y alcohol gel, entre otros implementos de seguridad, en el marco de la alerta sanitaria por coronavirus que ya había presentado su primer caso en el país.

Lee también: Trabajadores sin sueldo en cuarentena: Todas las reacciones al polémico dictamen en medio de la crisis

La mujer, quien trabaja atendiendo al público, se habría mantenido con licencia desde entonces. De manera preventiva se le practicó un examen de coronavirus en Pitrufquén. El diagnóstico fue descartado, hasta que las molestias la obligaron a regresar a un centro asistencial. Esta vez fue confirmada como caso positivo en el hospital regional de Temuco. Desde entonces se mantiene internada en la UCI, en estado grave.

“No tenemos claro cómo se contagió. No viajó ni tuvo familiares en el extranjero”, dice Alejandro Muñoz, trabajador del Cecof y compañero de la mujer, de 42 años.

El mismo día de la confirmación, el domingo pasado, se decidió cerrar el recinto de atención primaria y se envió a cuarentena a sus 30 funcionarios. Días después, sin embargo, otra trabajadora del recinto fue internada en estado grave en el hospital regional. También con coronavirus.

Alejandro asegura que no ha sido posible establecer el origen de los contagios, ya que no han sido notificados pacientes COVID-19 en la comuna. Dice que los implementos pueden no haber sido los suficientes. “Lo poco que teníamos, lo compartimos entre nosotros. Sí sabemos que en otros lugares, en el mismo hospital regional, hay trabajadores que no tienen. Y eso es un foco preocupante. Nosotros no tuvimos escasez, porque cerramos el Cecof”.

Carlos Mena, presidente de la Federación Regional de Funcionarios de la Salud municipal de La Araucanía, indica que la situación es compleja en la región. “Producto de la salida de la Seremi se generó un caos. No hay seguimiento, no hay claridad. La trazabilidad de los casos se perdió desde el día uno de la fase cuatro. Y por ende, somos una de las regiones con más casos.”

Se refiere a Katia Guzmán, titular de Secretaría Regional Ministerial de Salud de La Araucanía, confirmada con el virus. Se le acusa de no respetar los protocolos sanitarios al momento de conocer un caso dentro de la repartición. “Existe una profunda necesidad de los trabajadores de la salud por tener elementos de protección. Muchos de nuestros trabajadores también cumplen con los criterios de factores de riesgo de COVID-19”, agrega Mena. Desde la oficina regional indicaron que no era posible referirse a la situación.

Lee también: Senadores aprobaron proyecto para que trabajadores complementen ingresos con Seguro de Cesantía

En la Confusam aseguran que son 35 los trabajadores de la red primaria confirmados con coronavirus a lo largo del país. 408 están bajo cuarentena por probable contagio. Además, un tercer funcionario – perteneciente a la octava región – está internado en una UCI. Otros dos centros primarios, ubicados en Temuco y Hualpén, están cerrados por casos positivos entre sus funcionarios.

Gabriela Flores, presidenta nacional de la entidad, le atribuye los contagios  a la falta de insumos. “Nosotros hemos reclamado esta situación fuertemente con el ministro, con los subsecretarios, y también los alcaldes lo han hecho. La respuesta de ellos es que están derivando materiales desde la Cenabast. Pero es en una cantidad menor. Un 40% de este material es sólo para los equipos que atienden probables contagios, no es para todos los trabajadores”.

Durante las últimas horas se confirmó también que el director del Servicio de Salud de Ñuble, Ricardo Sánchez, se encuentra internado grave en el Hospital Herminda Martin, de Chillán. Este jueves, habría ingresado con dificultades respiratorias, por lo que está conectado a ventilación mecánica en la Unidad de Pacientes.

El Colegio Médico indica que, si bien no han recibido datos específicos de trabajadores contagiados, la situación no es aislada. De las más de 81.000 personas confirmadas con COVID-19 en China, país de origen de la pandemia, al menos 3.300 son médicos y trabajadores de la salud. En Italia hay 4.200 funcionarios  contagiados. En España, esa cifra llega a 3.400.

Lee también: Gobierno informa de 304 nuevos casos y 1.610 contagiados por coronavirus

“El llamado a todos los trabajadores es a informarse. Ser muy respetuosos y estrictos con el uso de protección personal. Y en caso de que estos no estén, informar a su jefatura inmediatamente, porque exponerse es un riesgo mayor para todos”, aseguró el Secretario Nacional del Colegio Médico, José Miguel Bernucci.

Este jueves, el ministro de Salud, Jaime Mañalich, aseguró que la distribución de insumos médicos ha sido masiva “incluso en lugares donde no había virus”.

En cuanto a los trabajadores de la red asistencial enfermos, el subsecretario de Redes Asistenciales, Arturo Zúñiga, precisó que eran 32 los casos positivos de COVID-19. Una cifra que, seguramente, aumentará en las próximos semanas.

Tags:

Deja tu comentario