{"multiple":false,"video":{"key":"oV4uIi9ZMG","duration":"00:04:38","type":"video","download":""}}

Durante la noche de este jueves, se confirmó que un menor de 13 años murió con COVID-19.

De acuerdo a lo que se indicó desde el Hospital Calvo Mackenna, el 20 de enero recibió trasplante de médula y tuvo una mala evolución.

Debido a esa condición se produjo con compromiso renal que lo tuvo complicado por varias semanas, en las que estuvo internado. Sin embargo, al recibir una visita, que posteriormente dio positivo por COVID-19, se contagió con el virus.

El director del Hospital Calvo Mackenna, Jorge Lastra, detalló que “el niño murió con COVID-19, él venía a hace tres meses evolucionando tórpidamente, tenía muchas complicaciones y se agregó este hecho”.

Lee también: Gobierno nuevamente pronostica que el peak de contagios del COVID-19 será en mayo

“Hace 72 horas comenzó con trastorno respiratorio”, añadió.

Lo estamos tratando del año pasado por una enfermedad que se parece a un cuadro tipo Linfoma, no es exactamente eso, es una enfermedad de carácter genético, que determina que los niños hacen distintos tipos de trastornos en el cuerpo y obligan a la realización de transplante de médula”, detalló Jorge Lastra.

El director del recinto médico, agregó que el menor “se complicó con una enfermedad de injerto contra huésped, que es una enfermedad muy severa que le produjo daños gastrointestinales, posteriormente hizo compromiso renal”.

Sin embargo, “hace dos semanas, evaluamos en él la condición de existencia o no de un cuadro por COVID-19 porque descubrimos que una visita que recibió estaba positiva y se empezó a complicar y decidimos trasladarlo a la UCI”, explicó el doctor Lastra, quien sumó que el “niño requirió ventilación mecánica y finalmente ayer falleció”.

Tags:

Deja tu comentario