Por Javier Espinoza

Juan Fernandez no sólo está lejos de Chile geográficamente debido a los 1.000 kilómetros que lo separan de tierra firme, sino que también lo está en su realidad actual. Hay mucha distancia respecto a lo que sucede en el continente: el archipiélago no tiene ningún caso de COVID-19, pero actúan como si lo tuvieran.

Acá hay muchos adultos mayores y pacientes crónicos. Imagínate que acá llega un resfriado común y queda la embarrada. Ha pasado con rotavirus. Nos enfermamos todos. Mi vecina llegó desde el continente, hizo cuarentena y yo también”, dice una residente de Juan Fernandez que prefiere no identificarse ¿Por qué no? Porque, según siente y denuncia, las autoridades del archipiélago no siempre actúan acorde a su población.

La contratación de una psicóloga para un programa educacional, quien debía viajar durante los primeros días de julio a Juan Fernandez, desató una polémica comunal. “Lo que nos molestó es que esta persona no hiciera la cuarentena previa a viajar, en el lugar que se estableció”, asegura la misma residente.

Lee también: ¿Por qué el archipiélago Juan Fernández está libre de COVID-19?

En busca del regreso

Cerca de 100 personas han intentado regresar a Juan Fernández. Algunos ya lo han hecho y otros se alistan para el viaje, pero primero, pasando por una estricta cuarentena preventiva. Estricta, porque deben pasarla en una residencia sanitaria establecida en Viña del Mar. 14 días en ese lugar y luego 14 más en sus hogares en Juan Fernández. La polémica entre los habitantes del archipiélago se debió a que la psicóloga contratada por la municipalida pasa en su domicilio esa cuarentena previa a viajar .

“Yo llevo cinco meses en el continente. Tengo dos hijos menores de edad que están en la isla, bajo el cuidado de mi mamá. Y, así y todo, ante esto, se lo dije al alcalde, yo no voy a permitir que esa profesional se suba al avión, aunque eso me cueste otro mes acá, porque Juan Fernández está libre de COVID-19 y no nos vamos a arriesgar”, explica Elizabeth Celedón, concejala del archipiélago.

Lee también: Monitoreo 24/7, con wi-fi y alimentación: Así son las residencias sanitarias habilitadas para pasar la cuarentena

La concejala Celedón permanece en la residencia sanitaria destinada para todos quienes buscan viajar a Juan Fernández, pero dice estar molesta, porque desconoce si la psicóloga contratada por el municipio, al estar en su casa, ha salido a comprar o a asistir a un adulto mayor, por ejemplo. Algo que en la residencia sanitaria, no ocurre.

La estricta postura de la concejala no es aislada. Han habido protestas en Juan Fernández, durante y después de los concejos municipales y, en caso de volar efectivamente la psicóloga a la isla, muchos residentes anunciaron querer bloquear el Aeródromo Robinson Crusoe. “Nosotros no estamos en contra de que lleguen profesionales de la salud. Necesitamos más. Tenemos un sólo doctor y bien que lleguen psicólogos, pero que cumplan las cuarentenas como corresponde”, dice la residente de Juan Fernández.

¿Y la respuesta del alcalde?

El alcalde informó durante el último concejo municipal que la funcionaria protagonista de esta polémica no estaba contratada, pero ahora rectifica. “Ella está contratada desde el 1 de junio, información que yo no tenía en ese momento”, dice el edil, Leopoldo González.

Sobre la profesional, asegura que ella cumple una cuarentena en un departamento, lo que fue autorizado por la Seremi de Salud. “Se escuchó la voz del pueblo y se decidió que no viaje ahora, sino que va a ingresar a una cuarentena de nuevo, pero en la residencia sanitaria, al igual que el resto y viajará cuando la termine”, aclara.

Lee también: Pescadores realizan cuarentena en lanchas por falta de residencias sanitarias: “Son 18 metros para 12 personas”

“Estamos previniendo que el virus llegue a la Isla y para eso tenemos este protocolo. Acá tenemos un Cesfam con servicios básicos y, felizmente, hace un mes llegó un respirador artificial, enviado por el Servicio de Salud, pero tenemos que tener cuidado, porque llegando una persona contagiada, una asintomática, o nos sacan a los mil que vivimos acá, o moriremos la mitad”, apunta el alcalde.

Ojalá que eso no ocurra con la psicóloga en Juan Fernández. Esta isla es de los pocos lugares de Chile sin casos y sus habitantes así buscan permanecer.

Tags:

Deja tu comentario