{"multiple":false,"video":{"key":"oVo9z6ptsP","duration":"00:02:22","type":"video","download":""}}
VIDEO RELACIONADO- Temor en China por rebrote en Beijing. (02:22)

El laboratorio de virología de Wuhan, China, ha sido acusado de “haber dejado escapar el virus” y, por consiguiente, de haber provocado la pandemia de COVID-19 en el mundo. Sin embargo, la entidad se ha defendido al respecto en un reportaje emitido por la televisión de ese país.

El laboratorio P4, trabaja con cepas de virus altamente peligrosas por lo que se les ha apuntado como responsables desde un principio.

“Sin autorización, ni un mosquito podría entrar en el laboratorio”, afirmó Yuan Zhiming, Director del Laboratorio Nacional de Bioseguridad para el canal estatal CCTV.

“Ninguno de nuestros técnicos de laboratorio podría sacar ni siquiera una gota de agua o un pedacito de papel”, aseguró.

Además, el director aseguró que “es natural” que su laboratorio sea sospechoso ya que se encuentran en el epicentro de la pandemia, también dijo que “la gente que se imagina que podríamos sacar animales del laboratorio para venderlos o que podrían escaparse no tienen ni idea de nuestro funcionamiento”.

Asimismo, el director espera que los rumores se “disipen progresivamente” y aseguró que no hubo ninguna fuga de patógenos ni contaminaciones humanas.

Lee también: Presidente de Guatemala llamó a la ciudadanía a “aprender a vivir” con el coronavirus

Teoría del murciélago

La teoría que tiene más consenso respecto del origen del virus es la del murciélago o del pangolín, que ya tendrían la enfermedad y que luego esta fue transmitida al hombre.

Y el lugar donde se generó esta epidemia sería un mercado de Wuhan donde se vendían animales salvajes vivos para el consumo humano.

Cabe destacar que países como Estados Unidos y Australia han pedido una investigación internacional respecto al origen de esta pandemia y han acusado al gigante asiático de falta de transparencia. 

Tags:

Deja tu comentario