Por Carolina Véliz

Entre 1 a 14 días pueden pasar desde que una persona adquiere el coronavirus hasta que aparecen los primeros síntomas de la enfermedad. Precisamente, es por ese período de incubación que se ha determinado que la cuarentena sea de dos semanas. Así muchas personas pueden presentar los síntomas estando solos o aislados, o pensar que están enfermos sin haber contraído el virus.

Lo importante, indican los expertos, es poder identificar claramente los síntomas y mantener el aislamiento como medida preventiva, sobre todo en caso de haber llegado desde el extranjero o haber tenido contacto directo con alguien contagiado.

Lee también: Productividad en tiempos de cuarentena: Qué hacer y cómo aprovechar el tiempo en el aislamiento

Luis Ferrada, urgenciólogo de la Clínica Las Condes, recomienda tomar frecuentemente la temperatura corporal y señala que “teniendo sobre 38 grados más uno de los otros síntomas -como dolor de garganta, dolor de cuerpo, tos seca o dificultad respiratoria- , es importante asistir donde un profesional para que solicite el examen”.

Y agrega: “La prioridad de esa atención, por supuesto, es que si se trata de una persona joven, de 30 años o menos, y tiene dolor de garganta y fiebre, puede ser menos urgente que si se trata de un adulto mayor de 60 años con dificultad respiratoria”. 

Por su parte, María Pilar Gambra, infectóloga y epidemióloga de la Clínica Santa María, la prioridad estará siempre en quienes desarrollen una dificultad respiratoria. “Son ellos quienes deben realizar las consultas, o las personas que tienen fiebre y pertenecen a un grupo de riesgo. Por ejemplo, si soy un asmático, un hipertenso o un diabético, es mejor que exista una revisión médica. Si sólo tienes fiebre y secreción nasal por menos de 24 horas, es mejor que tomes paracetamol y te quedes en casa de manera aislada, ya que podría ser un resfrío normal”, aseguró.

Desde el traslado hasta el cuidado en casa

Si los síntomas se presentan, la doctora Gambra señala que es necesario trasladar al afectado a un centro asistencial de una forma segura, idealmente no hacerlo en transporte público. “Es preferible no ir con toda la familia. Sólo una persona debe ir a dejar al paciente, en lo posible utilizando una mascarilla para evitar contagiar a otros”.

Además, indica que, en caso que alguien dé positivo en la prueba de COVID-19, las medidas de aislamiento e higiene no deben ser ignoradas. Explica que lo deseable es “mantenerse en una habitación individual, tratar de usar baño exclusivo y descontaminar todas las superficies con solución clorada, además de mantener mínimo un metro de distancia con mis familiares al interior del hogar”.

A través de su sitio web, el ministerio de Salud recomienda asistir al centro de urgencia más cercano, ya sea un Cesfam, un hospital o una clínica, en caso de haber estado en el extranjero o haberse relacionado con alguien contagiado. Pero ojo: hay que hacerlo sólo si presenta síntomas. A partir de allí, se activará el protocolo donde se realizará el examen para confirmar o descartar el virus.

De todas formas, ante alguno de los síntomas o dudas acerca del protocolo, se puede llamar al 600 360 7777 de Salud Responde.

Primero los síntomas, luego el examen

El doctor Ferrada explica que es importante tener síntomas para luego realizarse el examen, debido a que de esa forma es posible entregar respuestas más efectivas a los pacientes.

“Si están asintomáticos, no estamos recomendando que vayan a urgencias, porque en estas situaciones los test tienen un muy mal rendimiento. Entonces, si yo hago el examen y resulta negativo, le puedo dar una falsa seguridad al paciente. Posteriormente, si ese paciente presenta síntomas, sí podría resultar positivo”, sostuvo.

En tanto, María Pilar Gambra indica que, quienes no tengan síntomas, se exponen más asistiendo a una urgencia. “Sólo no te expones si ya tienes el COVID-19 y eso lo sabrás 24 horas después de la consulta. El test está hecho para personas sintomáticas para obtener respuestas específicas. Por lo que, además, consultar sin síntomas no es una buena medida epidemiológica, ni costo efectiva en este contexto”.

Lee también: Expertos llaman a cerrar las cárceles para evitar brote de COVID-19: “Si entra el virus, entra la muerte”

Tags:

Deja tu comentario