Por Marianela Estrada
{"multiple":false,"video":{"key":"oVpiPwtEDH","duration":"00:03:11","type":"video","download":""}}
VIDEO RELACIONADO – Los países que han logrado controlar el coronavirus (03:11)

Lo primero es aclarar que el coronavirus no es una enfermedad de transmisión sexual, no se transmitirá por el solo hecho de tener sexo, pero sí se deben tener en cuenta ciertas precauciones a la hora de su práctica.

El COVID-19 se transmite por las vías respiratorias al toser, respirar muy cerca de otra persona o a través de los fluidos como la saliva, como por ejemplo los besos, prácticas que se dan durante el sexo.

La matrona y magíster en sexualidad de la Universidad de Santiago, Karla Campos, dice que se debe hacer la diferencia entre personas con diagnóstico de coronavirus y los que están en aislamiento social voluntario. Para aquellos que han dado COVID-19 positivo, bajo ningún motivo deben tener contacto con otra persona por lo tanto tienen prohíbida la actividad sexual.

Lee también: Otro fin del mundo es posible: La indiferencia de los jóvenes ante el COVID-19

En el caso de las parejas que se encuentran en aislamiento social por prevención, Campos sí recomienda la actividad sexual ya que mejora niveles de felicidad en un contexto en el cual la depresión aumenta. Si es que existe el riesgo de contagio, hay que tomar medidas previo a la actividad sexual como el lavado de manos, una adecuada higiene genital y evitar posiciones sexuales en las cuales se deba estar cerca o en contacto directo con la cara del otro.

Está cientificamente comprobado que el orgasmo es un excelente protector para nuestro sistema inmune, ya que activa neurotransmisores claves para nuestro bienestar como: oxitocina, dopamina, serotonina y endorfina.

¿Es posible llegar al orgasmo sin tener contacto directo?

A modo general, la sexóloga y sicóloga clínica Cristina Valdés también recomienda no estar en contacto cercano de las vías respiratorias, para lo cual se puede realizar masturbación mutua o masajes eróticos del dorso hacia abajo como medida de prevención ante el contacto directo de parejas. Además de integrar otras prácticas lúdicas como ver películas eróticas o leer literatura erótica.

En caso de tener dudas con respecto a un posible contagio de COVID-19, Valdés explica quela responsabilidad sexual afectiva es la conciencia personal de regularse ante estas medidas y que ante la ansiedad de necesitar contacto directo con su pareja, primero debe pensar en un bien mayor, que la decisión de evitar el contacto directo puede generar un bien mayor que es evitar el contagio hacia su pareja“.

Lee también: Ante falta de vacunas y antivirales: Cómo reforzar el sistema inmunológico para prevenir el COVID-19

En cuanto a las personas que no tienen pareja estable y practican el sexo casual, Cristina Valdés recomienda prácticas como el sexting, contacto virtual o autosatisfacción para bajar la ansiedad en caso de la necesidad de tener sexo.

Si es que hay parejas que por motivo de cuarentena estén presentando problemas de convivencia al pasar la mayor parte del tiempo juntos y tener que evitar ciertas prácticas sexuales, la sexóloga Cristina Valdés recomienda activar el lenguaje del amor.

Esto es hacer actos de servicio hacia la pareja, ser más detallistas, realizar actividades lúdicas, ver series, cocinar juntos, hacer ejercios en pareja, arregalar la casa y todo tipo de actividades que requieran algún tipo de movimiento.

Tags:

Deja tu comentario