OMS: Vacunas de refuerzo evitan en un 80% que ómicron provoque casos graves

La Organización Mundial de la Salud entregó un informe con una serie de recomendaciones para seguir enfrentando las nuevas cepas de la infección. En ese sentido, identificaron que las inoculaciones aportan fundamentalmente en "reducir las muertes y las formas graves de enfermedad".

OMS: Vacunas de refuerzo evitan en un 80% que ómicron provoque casos graves Foto: Pixabay
  • Enlace copiado

La Organización Mundial de la Salud (OMS) entregó un informe con los resultados de investigación sobre el impacto de la dosis de refuerzo en pacientes infectados con la variante ómicron del COVID-19.

Según indicó la OMS, la protección de las inoculaciones ante posibles formas graves de COVID ha bajado con la variante ómicron del coronavirus a un 50%, pero con la dosis de refuerzo ese porcentaje aumenta al 80%.

La nueva cepa del SARS-CoV-2 se ha detectado en 171 países, por lo que el organismo ha advertido que se deben seguir respetando las medidas sanitarias, como el uso de mascarilla, lavado de manos y distancia física, para prevenir contagio.

Lee también: Familia en El Quisco realiza potente llamado a usar mascarilla: “No lo tomen a la ligera, ¿no quieren vivir?”

Del mismo modo, el informe de la OMS señaló que ómicron tiende a afectar en mayor medida al sistema respiratorio superior (las variantes anteriores que atacaban el tracto inferior), lo que podría contribuir al predominio de casos menos graves. Sin embargo, el fuerte aumento de casos en todo el mundo ha elevado las hospitalizaciones.

El poder de las vacunas

La OMS recalcó que “con las vacunas, el objetivo primordial sigue cifrándose en reducir las muertes y las formas graves de enfermedad y en proteger los sistemas de salud”.

En tanto, por lo que respecta a la variante ómicron, el perfil de mutaciones y los datos preliminares, abogan “por el acceso urgente y generalizado de las poblaciones prioritarias del mundo entero a las actuales vacunas anticovídicas”.

El objetivo es aportar protección mundial contra la muerte y las formas graves de enfermedad y, a más largo plazo, reducir la carga de la infección y con ello mitigar la aparición y los efectos de nuevas variantes preocupantes.

Lee también: Por segundo día consecutivo: Chile superó nuevamente los 14 mil casos diarios de COVID-19

Finalmente, frente a las variantes, la OMS recomendó que las vacunas contra la COVID-19 deben:

  • Estar basadas en cepas que sean genética y antigénicamente parecidas a las variantes circulantes del SARS-CoV-2
  • Ofrecer protección contra la muerte y las formas graves de enfermedad, proteger más eficazmente de la infección, reduciendo así la transmisión comunitaria y, con ello, la necesidad de medidas sociales y de salud pública estrictas y generalizadas
  • Provocar una respuesta inmunitaria amplia, vigorosa y duradera para reducir la necesidad de sucesivas dosis de refuerzo.

Lee también: COVID-19: ¿Dónde solicitar la licencia médica como contacto estrecho?

Por lo mismo, apuntan a que se debe considerar en desarrollar: 

  • Una vacuna monovalente que induzca una respuesta inmunitaria contra las variantes circulantes predominantes
  • Una vacuna polivalente que contenga antígenos de distintas variantes preocupantes del SARS-CoV-2
  • Una vacuna que actúe contra todos los SARS-CoV-2: Esta opción, la de una vacuna eficaz contra cualquier variante, sería más sostenible a largo plazo.

  • Enlace copiado
Lo más visto